Evadieron 7 mil mdp de impuestos al SAT

En medio de la “amable invitación” del Servicio de Administración Tributaria (SAT) a los contribuyentes para revisar su facturación y acercarse a la dependencia para autocorregir sus declaraciones si cometieron el “error de comprar una factura falsa”, trascendió que por lo menos cinco empresarios del Caribe mexicano habrían recurrido al esquema de operaciones simuladas, por un monto que alcanza los 122 millones de pesos, los cuales los ponen en riesgo de recibir una pena corporal de tres a seis años de cárcel.

Lo anterior, luego de la modificación al Código Fiscal de la Federación que sanciona con tres a seis años de cárcel a quienes emitieron o compraron una factura para evadir el pago de impuesto, lo cual puso de manera inicial en la mira del SAT a más de ocho mil contribuyentes denominados Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS) que comercializaron esos comprobantes. De esa cantidad, sólo 200 no pasaron a la lista definitiva, luego de lo cual realizó una serie de revisiones, compulsas y validaciones de comprobantes y otras estrategias fiscales para determinar cuáles son los contribuyentes que venden y compran las facturas para simular operaciones, lo cual dio pie a otra lista, pero ahora de Empresas Deductoras de Operaciones Simuladas (EDOS).

De acuerdo con un listado, los empresarios habrían comprado facturas falsas por el concepto de honorarios asimilados a salarios y simular así un aumento en sus gastos de operación, lo cual los ha puesto en la mira del brazo ejecutor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHC).

Lo anterior ha puesto contra la pared a empresarios como Emilio Alberto Loret de Mola Gomory, Jorge Anis Macari López, Roberto Chapur Zahoul y los hermanos Orlando y Romárico Arroyo Marroquín, quienes aparecen en el listado de 300 contribuyentes, cuyas facturas por este concepto suman siete mil 44 millones de pesos. exhiben a evasores.

Según el listado, Jorge Anis Macari López -quien en su momento fue exhibido como uno de los empresarios beneficiados con los predios rematados por el extinto Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo (IPAE)-, tiene una discrepancia de 43 millones de pesos. Asimismo, el propietario de la cadena de gasolineras Lodemo, Emilio Alberto Loret de Mola Gomory, habría comprado factores por 17 millones de pesos y el hotelero Roberto Chapur Zahoul por 14 millones de pesos. Por su parte, los hermanos y propietarios del grupo Sunset World, Romárico Daniel y Orlando Sabas Arroyo Marroquín, habrían simulado un aumento en sus gastos de operación del orden de 54 millones de pesos, de los cuales 21 millones corresponden al primero y 33 millones al segundo. Ante esta situación, el SAT advirtió que a partir de agosto enviará una notificación al buzón tributario de los contribuyentes que compraron alguna factura electrónica para reducir el pago de impuestos y que no atendieron la carta-invitación que se les envió para corregir su situación. Los mensajes enviados este mes se enfocaron a quienes por error compraron una factura electrónica amparando una operación simulada, a fin de que se acerquen a las oficinas del SAT para pedir ayuda, luego de que el fisco cruzara la información correspondiente que diera pie al listado de aquellos contribuyentes que compraron o vendieron una factura “fantasma”. (Quequi)

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial