La persistencia de la inmoralidad

Con la limpia del Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operativo, el Presidente tiene una oportunidad de ejercer el poder, cumplir con sus dichos de acabar con la corrupción y crecer su legitimidad

Columna. Carlos Ornelas. Excélsior. 11/09/19

¡Qué no te duerman con cuentos de hadas!      Joaquín Sabina

Buena parte del éxito político del presidente Andrés Manuel López Obrador y de sus altos niveles de aprobación se debe a su predicación contra la violencia y la corrupción. Mucha gente votó por él porque pensaban que las cosas mejorarían casi desde el primer día de su gobierno.

Pero sus palabras pueden convertirse en una mera pastoral, en llamados a comportarse de acuerdo con valores morales, no usa instrumentos institucionales para corregir. Sin embargo, el presidente López Obrador, con la limpia del Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), tiene una oportunidad de ejercer el poder, cumplir con sus dichos y crecer su legitimidad.

En un reportaje de investigación, María Cabadas (ContraRéplica, 04/09/2019), que nada más ofrece botones de muestra, documenta la supervivencia de la chapuza, el vigor del corporativismo y la inmoralidad de unos maestros que figuraron en dirigencias seccionales del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Atención, no habla del magisterio en su conjunto, documenta casos individuales, con nombre, apellido y cantidades sustraídas del Fone por encima de la ley.

Cual detective laboriosa, la reportera extrajo datos de presidentes municipales de Oaxaca que siguen en la nómina. Y los hay militantes de los partidos: “Morena, Acción Nacional, Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México, de la Revolución Democrática y hasta de los extintos Encuentro Social y Nueva Alianza”. Incluso, uno del PRI, se embolsa 73 mil pesos mensuales, ya que cuenta con tres plazas. Otra presidente municipal cuenta con 10 plazas, aunque pequeñas, pero las sigue cobrando.

En un informe de mayo pasado, México Evalúa presentó un análisis del Fone en el gobierno de Peña Nieto. El propósito para centralizar la nómina educativa en 2015 fue reducir el malgasto en educación básica: pago de aviadores, dobles o triples plazas, comisionados, servicios personales y retribución a funcionarios con cargo a los emolumentos para maestros. “[…] y se logró: las irregularidades detectadas en la nómina educativa disminuyeron 95% de 2014 a 2017”.

La mayor porción de lo que el gobierno no pudo limpiar se encuentra en territorios de la CNTE. Todavía en 2018, alrededor de mil 520 millones de pesos de esa nómina mostraron irregularidades. La mayor parte se va en aviadores y pagos ilegítimos. Corrupción en estado de inmoralidad. ¡Y la mata sigue dando! Lo que informó María Cabadas es apenas la punta de un iceberg gigante.

Esos aviadores, funcionarios electos unos, designados otros, que cobran por partida doble, fueron maestros en alguna etapa, pero ya no. Estos son los que desprestigian al gremio. Platico con muchos maestros de base, les molesta que por unos vividores se hable mal del magisterio, que se embolsen dinero, mientras ellos tienen quincenas raquíticas.

Terminar con ese despilfarro y usar ese dinero para otros fines, como el fortalecimiento de las escuelas normales o al Conafe o a las telesecundarias, no sería tan complicado.

Entiendo que acabar con la violencia es una labor de cirugía mayor, es una tarea hercúlea y que al presidente le cuesta trabajo diseñar —y más aplicar— una estrategia efectiva. Purificar al Fone no requiere echar bala, nada más emplear caletre administrativo. Además de destellar la austeridad republicana, le daría puntos de legitimidad ante los descreídos. Diría a muchos que la honestidad valiente no es un cuento de hadas.

También entiendo que si el Presidente se avienta, afectará intereses de camarillas de la CNTE. Son sus aliados, pero le resultan caros. Más al país que a él. Y si se decide a hacerlo tiene que ser con el uso del poder del Estado. Estoy convencido que si les dice a los inmorales que se porten bien, que renuncien a sus canonjías o que piensen en sus mamacitas lo juzgarán de ingenuo.

En verdad, no sé si el presidente López Obrador aproveche esa oportunidad.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial