Prevén descenso de ocupación en Riviera Maya

El director ejecutivo de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, Manuel Paredes Mendoza, anticipó que el cierre de la temporada de verano arrojará una caída anual de 2 puntos porcentuales.

A reserva de contar con los números definitivos en el transcurso de esta semana, el directivo aseguró que durante el verano se mantuvo la misma tendencia que se registró durante la primera mitad del año, con un ligero descenso en el turismo estadounidense que; sin embargo, se ha compensado con incrementos en otros mercados como el francés, colombiano, canadiense y el nacional.

“No se trata de una cifra negativa tomando en cuenta que se incorporaron nuevas habitaciones al destino y se enfrentaron retos importantes como el sargazo y las noticias de inseguridad a lo largo de toda la primera mitad del año”, dijo.

Indicó que en la Riviera Maya hay cifras extraoficiales de la operación de 32,000 habitaciones que hospedan turistas en la modalidad de rentas vacacionales a través de plataformas tipo Airbnb. Se trata de una competencia directa con la hotelería tradicional, con una oferta que equivale a más de dos terceras partes de las 45,000 habitaciones hoteleras que operan actualmente en la Riviera Maya, acotó.

A ello se añade que en los últimos dos años se han sumado más de 4,000 nuevas habitaciones hoteleras al destino, lo cual ha tenido un impacto en los niveles de ocupación que registra la Riviera Maya actualmente, pues ha habido un incremento pequeño en el volumen de turistas que llega anualmente al destino, no obstante, hay más cuartos disponibles, expuso.

Paredes Mendoza indicó que al considerar este panorama, los resultados del verano no son negativos, aún con el previsible descenso de 2 puntos en la ocupación hotelera, “ya que mantener 80% de ocupación en un destino maduro de más de 40,000 habitaciones es un logro que pocos sitios en el mundo pueden presumir”.

En entrevista previa, la secretaria de Turismo en Quintana Roo, Marisol Vanegas Pérez, refirió que era previsible un descenso en la ocupación hotelera al término de la temporada alta de verano.

Recordó que la expectativa es captar 3.9 millones de visitantes, 3.2% más respecto al verano del 2018. Sin embargo, mencionó que va a ser complicado cumplir la meta y adelantó que están preparando ya un análisis de qué tipo de mercados están arrojando disminuciones “Estamos haciendo el corte. Más o menos habíamos estimado entre 3 o 3.2% de crecimiento, que representa cerca de 3.9 millones de turistas; esperemos llegar, va a ser complejo”, declaró.

“El aeropuerto en julio ya presentó su reporte con una disminución de pasajeros, entonces habrá que tener cuidado; también estamos haciendo el análisis de qué tipo de pasajeros fue los que se redujeron”, explicó.                                               Jesús Vázquez. El Economista

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial