Comparece en Cancún, por el delito de tortura, el ex gobernador Mario Marín

por Redaccion
9 Visto

Silvia Reyes

El ex gobernador de Puebla, Mario Marín, detenido por la Fiscalía General de la República en Acapulco, Guerrero; acusado por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho, compareció este jueves ante los juzgados federales de Cancún.

El ex mandatario, quien fue trasladado desde la Ciudad de México, llegó la madrugada de este jueves al aeropuerto de Cancún, ahí ya lo esperaban elementos de la FGR y de la Guardia Nacional; todos fuertemente armados.

Los juzgados del Poder Judicial de la Federación serán los encargados de llevar el caso del llamado “Gober Precioso”.

A través de sus redes sociales, la periodista Lydia Cacho indicó que “los cómplices se volvieron a reunir, pero en un escenario diferente”, al referirse a Mario Marín y al empresario libanés Jean Succar Kuri, quien purga su condena también en la cárcel de Cancún, por abuso sexual y pornografía infantil, en agravio de por lo menos 7 menores entre los años 2000 y 2003.

Para la abogada de la periodista, Araceli Andrade, la captura del exmandatario es una victoria para la libertad de expresión, pero aún está muy lejos de hacerse justicia.

Con esta detención suman ya seis arrestados, aún falta por cumplir otras cuatro órdenes de aprehensión giradas contra quienes son considerados piezas claves en la detención y tortura de su cliente por la publicación del libro “Los Demonios del Edén”.

En el libro, Cacho expone una red de pederastia encabezada por el empresario Jean Succar Kuri; también involucra a otro empresario, Kamel Nacif, así como funcionarios federales y estatales, quienes participaron en fiestas donde se pervertía a menores de edad.

En diciembre de 2005 —cuando Marín llevaba 10 meses al frente del gobierno de Puebla—, policías de esa entidad detuvieron arbitrariamente a Lydia Cacho en Cancún, a raíz de la denuncia que presentó el empresario textilero Kamel Nacif.

Durante su traslado vía terrestre de esa ciudad a Puebla, Cacho sufrió actos de tortura por parte de los agentes, quienes incluso amenazaron con violarla y matarla. La periodista logró quedar en libertad tras pagar una fianza. La periodista ha mantenido su lucha en los tribunales durante más de 15 años.

En enero pasado, el Estado mexicano ofreció disculpas públicas a Lydia Cacho por los actos de tortura de los que fue víctima.

You may also like