Condena grupo Xcaret a dos zonas arrecifales

por Redaccion
29 Visto

Por Esto/Fernando Morcillo

Las próximas generaciones ya no tendrán oportunidad de conocer las zonas arrecifales de “Sábalos” y “Tortugas” a consecuencia de la construcción de una marina por parte del Grupo Xcaret.

Así lo sentenció José Gómez Burgos, pescador nativo que en su momento le tocó ver cómo se perdía la zona de Punta Maroma por los desarrollos turísticos.

“Yo era un niño cuando iba a Maroma, era muy bonito, hoy ya no hay nada” refiere y por lo que, al cuestionarlo sobre el tiempo de vida que le queda a estos sitios arrecifales que están en riesgo de perderse por la marina “Sol de Selva”, no dudó en decir que ya no existirán.

Y es que, a pesar de que ya se denunció este ecocidio ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la dependencia no ha respondido, pese a tener un plazo de ley.

De acuerdo a Laura Patiño, presidente del Movimiento Ciudadano Ecologista Yax Cuxtal, “hasta el momento no (han contestado), ellos tienen 10 días hábiles para contestar.

Nosotros metimos la denuncia el día 7 de octubre estamos a 28 y no tenemos respuesta”. “Consideramos enviar otro documento dirigido a Profepa”, añadió.

Desafortunadamente, y como observó José Gómez Burgos, quien es el secretario general de la cooperativa Mar Caribe, “se han construido varias obras que han lastimado la costa en diferentes momentos y el actuar de esa dependencia casi siempre es posterior a la ejecución de las obras”.

Cabe mencionar que estas obras iniciaron en agosto y ya se tiene un gran avance de tal modo que ya las corrientes marinas sufren una alteración.

En un recorrido por la zona arrecifal, los ambientalistas ya evidenciaron el daño que comienza a generar esta marina y que por ello procedieron a denunciar ante la Profepa para que la suspenda y, en lo posible, la eche para atrás.

“No podemos hacer nada, no estamos atados, simplemente no pasa nada, ellos rompen todas las reglas de protección (al ambiente)”, lapidó Gómez Burgos, “ya no está en el gobierno la protección del lugar, es el propietario (de Xcaret).

En Maroma había mangle, muchas especies; si lo vas a ver ahora no queda nada de ese espacio y cómo estaba Sábalos y Tortugas no lo volveremos a ver. Son desarrollos preciosos, sí, pero como si fuera el patio de las empresas, por así decir”. “Un lugar que todo mexicano debería disfrutar y estar presentes, no estarán porque ya fue”, concluyó.

You may also like