Diputados ricos, Congreso pobre

por Redaccion
84 Visto

A los diputados del Congreso del Estado de QR les va muy bien, ya que cada uno le cuesta a los habitantes la cantidad de 19.9 mdp anuales, mientras que al Poder Legislativo le va muy mal; su valor no rebasa los 33 mdp

Luces del Siglo/Marco Antonio Barrera

A los diputados del Congreso del Estado de Quintana Roo les va muy bien, ya que cada uno le cuesta a los habitantes la cantidad de 19.9 millones de pesos anuales, según el Instituto Mexicano para la Competitividad. En contraste, al Poder Legislativo le va muy mal; si bien cuenta con un voluminoso patrimonio de más de dos mil bienes muebles e inmuebles, su valor no rebasa los 33 millones de pesos.

Una revisión al Libro de Inventario de Bienes Muebles e Inmuebles, con corte al 30 de junio pasado, mostró que el Poder Legislativo cuenta con dos mil 184 bienes activos por los que pagó 32 millones 911 mil 641.81 pesos.

El objeto más costoso del registro es una camioneta (de ocho declaradas) con número de inventario 5410100001-7, de las que se omiten sus características, pero tiene un valor de 983 mil 500 pesos. Hay una segunda unidad del mismo tipo que está tasada en 599 mil 990 pesos (5410100001-4), y otra cuyo precio fue de 359 mil pesos (5410100001-7). Otro bien mueble del Congreso estatal es un equipo de vigilancia con un precio reconocido de 371 mil 968 pesos (5410100001-7), y una “Cápsula del tiempo” (registro 5230100009-1) que fue enterrada en la fuente ubicada en la plazoleta del Congreso como parte de los festejos por los 40 años del estado que encabezó el exgobernador Roberto Borge en 2014.

Entre los activos hay también una consola de 10 canales valuada en 197 mil 608 pesos (5210100009-5) y otra de 144 mil 757 pesos (5210100009-38), cuyo valor contrasta con otras 57 piezas cuyo precio más caro es de 68 mil 833 pesos (5210100009-37) y el más bajo es de tres mil 286 pesos.

También pertenece al Congreso estatal un lote de obras de arte, sin especificar identidad de los creadores ni si se trata de piezas pictóricas o escultóricas, valuadas en 174 mil pesos, según el inventario 5130100011-1. De 22 televisores que se reconocen en el libro de bienes muebles e inmuebles, la pieza más costosa fue de 84 mil 343 pesos que tiene el registro 5210100003-16, además de otros dos similares con un valor declarado de 41 mil 666 pesos (5210100003-17 y 5210100003-18).

El precio promedio de los restantes rebasa los tres mil pesos. El legislativo reconoció también la propiedad de un equipo de cómputo CPU por el que pagó 73 mil 365 pesos (5150100006-36), mientras que otros 234 aparatos similares fueron adquiridos desde tres mil 108 pesos, como el que tiene el registro número 5150100006- 202. Igual se declaró una computadora portátil con un precio de 53 mil 360 pesos que sobresale de otros 53 aparatos con similares características que fueron adquiridos desde ocho mil 899 pesos (5150100007-31) y hasta el más caro de 37 mil 985 (5150100007-59).

En la relación hay también un escritorio secretarial de 40 mil 304 pesos, una computadora “All In One” (5150100008-16) con un valor reconocido de 34 mil 507 pesos, y una cocina integral de 21 mil 736 pesos. En la lista de objetos hay también un módulo secretarial de 21 mil 736 pesos y un sillón ejecutivo de 19 mil 143 pesos, cuyo precio de este último contrasta con los tres mil 220 pesos que costó cada sillón de curul que ocupan cada uno de los 25 legisladores quintanarroenses para desempeñar su labor.

De acuerdo al artículo Séptimo de la Ley Orgánica que rige la vida interna del Poder Legislativo estatal, cualquier bien de su propiedad no será objeto de ejecución de mandamientos judiciales ni administrativos, como podría ser un embargo de tipo civil o decomiso por alguna causa penal. El ordenamiento establece que tampoco podrá ejecutarse mandamiento alguno sobre las personas o los bienes de los representantes populares al interior del recinto oficial.

You may also like