El miedo a la nueva variante ómicron del coronavirus lleva al cierre de fronteras para los viajeros del sur de África

por Redaccion
124 Visto

EL PAÍS/Tyrone Siu (REUTERS). Manuel V. Gómez/Elena G. Sevillano

Bruselas/Berlín.- La nueva variante del coronavirus identificada por Sudáfrica —denominada B.1.1.529— está haciendo caer las bolsas y desatando anuncios de cierre de fronteras a los viajeros que proceden de la región sur del continente africano. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha propuesto que se suspendan las conexiones aéreas con esa zona del continente africano.

De momento, Alemania, Italia, Países Bajos y Francia ya han adoptado esa suspensión.

En Israel, donde el Gobierno aseguraba la mañana de este viernes que ha detectado tres posibles casos de esta nueva variante, se ha optado por incluir a los países de esa región africana en su lista roja, lo que impide la entrada de extranjeros procedentes de seis naciones: Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Eswatini (antigua Suazilandia).

De la misma forma, el Reino Unido ha vetado también los vuelos desde esa región. Y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que España también tiene intención de impedir la llegada de pasajeros desde Sudáfrica y Botsuana.

Según ha señalado Darias en unas declaraciones a RTVE, al próximo Consejo de Ministros se llevará “un acuerdo de restricción de vuelos procedentes” de ambos países, aunque la lista puede aumentar. “Y también vamos a exigir a países de alto riesgo no solo la vacunación, sino un test de antígenos y PCR”, ha añadido.

“La Comisión Europea propondrá, en coordinación estrecha con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para detener el tráfico aéreo desde la región del sur de África por la variante B.1.1.529″, ha anunciado por su parte Von der Leyen, en un mensaje en Twitter este viernes por la mañana. El objetivo de la Comisión, explican sus portavoces oficiales, es que “los Estados miembros reaccionen rápido y adopten medidas lo más rápidamente posible”.

Por ahora, explican las mismas fuentes, el Ejecutivo comunitario no dará más pasos en esta dirección, sino que espera que con la recomendación de Von der Leyen los Gobiernos actúen “de forma coordinada”. “Estamos muy vigilantes y aconsejamos a los Estados que también lo estén”, han añadido.

Tanto Sudáfrica como el resto de países que componen la región son ya considerados por la Unión Europea estados de riesgo sanitario por la pandemia y, por tanto, las personas procedentes de la zona solo podían acceder a los Estados miembros si justificaban su viaje (pasajeros en tránsito) o la actividad que desarrollan les permite moverse (personal sanitario, temporeros, diplomáticos, marinos, estudiantes).

El Gobierno sudafricano considera “precipitadas” las restricciones de vuelo, en un momento en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no ha establecido los pasos a seguir. “Nuestra preocupación inmediata es el daño que esta decisión causará a la industria y los negocios turísticos de ambos países”, dijo en referencia al Reino Unido la ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación sudafricana en un comunicado.

Alemania declarará formalmente a lo largo del día a Sudáfrica como un área de variante de virus de forma que a partir de esta noche las aerolíneas solo podrán transportar desde allí a ciudadanos alemanes. Además se aplicarán 14 días de cuarentena para todos, incluidos los que hayan sido vacunados.

Países Bajos prohíbe el aterrizaje de vuelos procedentes de países del sur de África desde este viernes a las doce del mediodía. Los viajeros que ya han llegado de esos países tendrán que hacer cuarentena y someterse a dos pruebas diagnósticas.

Francia ha suspendido los vuelos procedentes de Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Eswatini (antigua Suazilandia) de forma inmediata y por un mínimo de 48 horas. Italia prohíbe desde este viernes la entrada en el país a las personas que hayan estado en los últimos 14 días en estas seis naciones africanas.

“Llevará unas pocas semanas entender qué significa esta variante”, ha asegurado este viernes Christian Lindmeier, portavoz de la Organización Mundial de la Salud. La organización mantiene esta mañana una reunión de urgencia para determinar si hay que considerar a esta variante como de interés o de preocupación.

Los análisis previos muestran que tiene un alto número de mutaciones que requieren un estudio. Los científicos necesitan entender cuánto más transmisible es esta variante y cómo impactará a los diagnósticos y la efectividad de las vacunas. “Estamos agradecidos a los expertos en Sudáfrica. La detección de esta variante significa que los sistemas de alerta funcionan. La transparencia de estos hallazgos es muy importante”, ha señalado Lindmeier.

Christian Lindmeier, portavoz de la Organización Mundial de la Salud, ha asegurado este viernes que la OMS necesita “unas pocas semanas” para entender el impacto de la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica. “La OMS está estudiando de cerca la nueva variante B.1.1.529.

La OMS mantendrá una reunión en unos minutos para determinar si hay que considerar a esta variante como de interés o de preocupación. Los análisis previos muestran que tiene un alto número de mutaciones que requieren un estudio. Tomará unas pocas semanas para entender el impacto de esta variante.

Los científicos necesitan entender cuánto más transmisible es esta variante y cómo impactará a los diagnósticos y la efectividad de las vacunas. Esta variante fue reportada a una gran velocidad. La primera secuencia se detectó el 11 de noviembre. Estamos agradecidos a expertos en Sudáfrica. La detección de esta variante es que los sistemas de alerta funcionan.

La transparencia de estos hallazgos es muy importante. Hoy informaremos si es una variante de interés o de preocupación y compartiremos la información cuanto antes. Podemos hacer muchas cosas. Cuantas más oportunidades demos al virus, más oportunidades habrá para que el virus mute. Necesitamos más gente vacunada en todo el mundo y necesitamos medidas de protección como las mascarillas, evitar grandes aglomeraciones, ventilación… estas son las medidas que funcionan”, ha afirmado.

You may also like