‘Ola’ de violencia en Cancún supera a la registrada en Reynosa: SESNSP

por Redaccion
129 Visto

Por Esto

Cancún ocupa el lugar número 14 en el top 50 de los municipios con mayor incidencia delictiva en el país, presentada por el Gobierno de México. No es sólo la percepción de sus habitantes, las cifras oficiales certifican que el nivel de violencia que vive el municipio de Benito Juárez en Quintana Roo se equipara a la que se padece, por ejemplo, en Culiacán, cuna del sanguinario Cártel de Sinaloa, una de las corporaciones criminales más grandes del mundo, con presencia en México, ciudades de EE.UU., Europa, Asia, Oceanía y hasta África Occidental.

Por primera vez, el pasado lunes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una lista de los 50 municipios de México con la mayor incidencia delictiva. En ésta, Benito Juárez, que alberga a Cancún, el principal destino turístico internacional del Caribe Mexicano, se posicionó en el lugar 14, cerca de la temida Culiacán (12) y arriba de ciudades que a menudo se llevan los titulares periodísticos por ataques de sicarios, asesinatos en masa, feminicidios, desapariciones forzadas, secuestros y por ser escenarios de la rivalidad de las grandes organizaciones delictivas del país.

En este ranking, Benito Juárez desplaza, por cuatro lugares, a Ecatepec de Morelos, el municipio más densamente poblado del país y el histórico puntero de feminicidios a nivel Nacional, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La ciudad quintanarroense también superó a Iztapalapa, la alcaldía más grande de la Ciudad de México y también la más peligrosa. Ahí, la policía tuvo que hacer hasta ocho intervenciones por semana en colonias que fungen como centros de operación de bandas locales y hasta del calado del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Iztapalapa también es famosa por ser cuna de criminales célebres, como “El Ivancito”, un menor que, a sus 17 años, ya había asesinado a 19 personas; “El Pechugas”, señalado por secuestro y “El Bebé”, líder de una banda de 200 criminales ligados a robos en la capital.

Cancún también superó en esta relación a Iguala, Guerrero, que en 2014 pasó a ser nota global por la desaparición de 43 estudiantes de una escuela normal rural; este año, apenas el pasado 3 de julio, un enfrentamiento armado en ese municipio dejó a cinco presuntos criminales abatidos. Apaseo el Grande, una de las localidades más violentas en el Bajío mexicano, también fue eclipsada por Cancún. Este municipio guanajuatense se colocó en el foco de la escalada contra políticos en manos del narcotráfico durante el pasado proceso electoral. En marzo, un ataque vinculado con el Cártel de Santa Rosa de Lima cobró la vida de un aspirante a regidor y un delegado del PRD en la zona.

En la lista, Benito Juárez también dejó rezagada a la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas, donde supuestos miembros de la banda autodenominada “La Tropa del Infierno” atacaron a civiles en tres colonias populares, el pasado 19 de junio.

Violencia carcome hasta la Zona Hotelera

De acuerdo con un recuento elaborado por este diario, en lo que va del año se registraron al menos, 15 hechos de alto impacto a lo largo del afamado Boulevard Kukulcán, que han cobrado la vida de seis personas. Sólo en junio, las autoridades fueron alertadas en ocho ocasiones por la presencia de hombres armados.

“Llegamos a las seis de la tarde al hotel. No pensábamos salir sino hasta el siguiente día, pero dejamos la leche de la bebé en casa y nos urgía comprar otra. Al bajar al lobby para pedir información de cómo llegar a una plaza cerca de la zona de bares, no nos permitieron la salida. Nos dieron muchas largas y al final nos mandaron a pedir la fórmula de mi niña.

Después nos enteramos que habían dejado un carro con una bomba cerca de donde iríamos. Era nuestra primera vez en Cancún y no pudimos salir a conocer por el temor de que algo nos pasara”, comentó a Por Esto! Ariadna, una turista nacional, cuyo recuerdo de este destino turístico es el atentado que ocurrió en abril pasado, cerca de Plaza Caracol, donde autoridades mantuvieron un operativo que duró 12 horas.

Desde entonces se implementaron nuevas estrategias de seguridad en la Zona Hotelera de Cancún, además de recorridos a pie, incluso sobre los arenales; pero con todo este blindaje, a plena luz del día, se registran ataques armados, homicidios, privaciones ilegales de la libertad y extorsiones.

De enero a mayo, de acuerdo con la incidencia delictiva del SENSP, en Quintana Roo, la Fiscalía General del Estado (FGE), inició ocho carpetas de investigación por secuestro y 50 por extorsión. En Cancún, seis personas fueron plagiadas y 12 más denunciaron ser víctimas de extorsión, la mayoría cometidos a lo largo de los 26 kilómetros de la zona hotelera.

You may also like