Sañudo. “No cualquiera hace buenas imágenes con drones”

por Redaccion
70 Visto

El fotógrafo mexicano dice sobre su trabajo con estos aparatos: trato de mostrar las bellezas del país

Milenio/Viridiana contreras

En 2013, Tarsicio Sañudo vio por primera vez un dron, el Phantom 1, mismo que compró y le permitió seis meses después independizarse económicamente. En la actualidad, el fotógrafo mexicano ha recorrido gran parte del país mostrando su belleza, pero también divulgando su conocimiento sobre drones.

Sus imágenes fueron seleccionadas en festivales de drones, como el de Nueva York, en el que estuvo presente; e incluso, cuenta a MILENIO: “Me entrevistaron para cadenas internacionales como The New York Times”. Aunque con la pandemia, sus fotografías y videos también han llegado a redes sociales, mismas que se han vuelto virales.

“Mi trabajo es muy claro en el sentido de que trato de mostrar las bellezas que tenemos en México. Muy de la mano divulgo conocimiento de temas de drones, de fotografía, de edición, porque tengo un canal de YouTube donde hablo de eso y enseño a sacar mejores fotos y videos”, explica el fotógrafo.

Su recorrido por México le ha permitido conocer rincones impensables, pero hay dos lugares que para él resultaron inimaginables: La huasteca potosina y el Mar de Cortés. En el primero resalta la cascada de Tamul, y en el segundo, señala que “es un lugar fuera de serie cada que te metes al mar”.

Pero Tarsicio reconoce también que al inicio “pensar en drones conllevaba críticas negativas, pero hoy son ya menos. Aunque es algo que siempre ha pasado y no es exclusivo de los drones, y se ha vivido con todo lo que es tecnología y más cuando está relacionado con el trabajo profesional; siempre que llegan tecnologías que democratizan un poco, que le facilita la entrada a más personas, genera un rechazo.

“Hoy en día hay un término de aceptación, gracias también al trabajo de muchos fotógrafos como Santiago Arau, y también de fotógrafos que estaban cerrados a nunca intentar trabajar con un dron y hoy lo están haciendo, y se dan cuenta de todo lo que se puede hacer”.

¿Pero qué pasa cuando hay una constante invasión de imágenes?

“Tienes que destacar. Un dron, más que una cámara aérea es una que puedes posicionar en tres dimensiones. El tema es destacar y dar la cara, que la gente sepa quién está detrás. Hay personas que hacen cosas impresionantes con un celular, pero eso no significa que cualquier persona pueda hacerlo, y lo mismo pasa con los drones. La tecnología ahí está, a la mano, pero justo es eso: cómo la transformas y la conviertes en cosas que cuenten historias y haga sentir a la gente cosas interesantes. Cuando transmites algo diferente es cuando todo cambia.

You may also like