Postergan reforma militar

por Redaccion
68 Visto
  • Por tratarse de una reforma constitucional Morena y sus aliados requerían de la mayoría calificada en el Senado, la cual aún no consiguen

La minuta que modifica la reforma constitucional del 2019 en materia de Guardia Nacional para extender el plazo de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028 se regresó a las comisiones dictaminadoras, por lo que se suspendió la votación en medio de protestas de la oposición.

Con mayoría simple, Morena en el Senado devolvió a comisiones el dictamen, luego de que el Senador Ricardo Monreal subió a tribuna y propuso dar más tiempo a la discusión, pues a Morena no le daban los números para empujar la aprobación.

“No traen los votos, no traen los votos”, gritaron los senadores de la oposición después de que Monreal propusiera ampliar el plazo de discusión.

“He estado escuchando las intervenciones de los compañeros legisladores y legisladoras sobre esta minuta que provine de la Cámara de Diputados y que se ha convertido en un dictamen nuestro y que desde nuestro punto de vista es fundamental para la vida del país”, dijo Monreal al tomar la palabra en nombre de su compañera, la Senadora Lucía Virginia Meza Guzmán, para presentar un voto particular.

El morenista recordó que la iniciativa para la modificación del Artículo Quinto Transitorio constitucional consiste en extender el plazo de marzo de 2024 a marzo de 2028 para que las Fuerzas Armadas realicen labores de seguridad pública en el país.

“Desde hace 27 años, las Fuerzas Armadas han auxiliado a las labores de seguridad pública. Deben de recordarlo el PRI y el PAN, que cuando gobernaron uno de los reclamos de los generales, del Secretario de la Defensa, de los comandantes de zonas militares, del espectro superior de las Fuerzas Armadas fue siempre ‘denme garantías constitucionales y bases constitucionales para actuar’”, agregó.

Previamente, las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda formalizaron ante la Mesa Directiva la propuesta de retirar el dictamen que reforma la Constitución para ampliar la presencia del Ejército en las calles hasta 2028.

No obstante, el documento que presentaron no contaba con la firma de todos los integrantes y presentaron uno segundo, lo cual contraviene el artículo 205 del Reglamento de la Cámara Alta, por lo que los senadores de oposición pidieron que no se le diera a trámite a la devolución a comisiones y se votara hoy mismo la reforma, situación que no ocurrió y el dictamen fue regresado a comisiones.

El pasado 14 de septiembre, el Senado recibió la minuta aprobada por la Cámara de Diputados para la reforma constitucional que extiende hasta el 2028 la participación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública, decisión que activistas y algunos organismos internacionales consideran un avance en la militarización del país.

Morena y sus aliados necesitaban reunir la mayoría calificada para avalar dicha reforma constitucional. No obstante, el Partido Acción Nacional (PAN) adelantó que votaría en contra de la iniciativa.

Hoy, la discusión comenzó a las 10:50 horas. La Senadora del blanquiazul, Nadia Navarro, presentó una moción suspensiva, sin embargo, con 38 votos a favor, 61 en contra y cero abstenciones, el recurso fue desechado.

Durante la sesión ordinaria, senadores y senadoras tomaron la palabra para expresar sus argumentos sobre esta iniciativa.

El Senador del PAN, Damián Zepeda, aseguró que la reforma sería desechada en el pleno, además acusó que la propuesta presidencial busca “militarizar al país”.

Días antes de su discusión, Ignacio Mier Velazco, Coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, exhortó a los senadores de la República a votar a favor de la iniciativa de reforma.

“A mí me permite decirle a senadoras y senadores de todos los partidos políticos, respetando nuestras diferencias políticas, ideológicas, programáticas, un exhorto respetuoso para que acompañen con su voto a favor de esta propuesta”, dijo Mier Velazco en un video compartido en sus redes sociales.

El pasado 14 de septiembre, la Cámara de Diputados aprobó, con 335 votaron a favor, 152 en contra y una abstención, la iniciativa de reforma que busca ampliar la participación de las Fuerzas Armadas en las calles. Posteriormente, la minuta se turnó al Senado.

En el 2019 el Congreso aprobó una reforma constitucional que establecía que los militares debían permanecer en las calles hasta el 2024.

La nueva iniciativa, que fue promovida por el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) y apoyada por el oficialismo y sus fuerzas aliadas, se da menos de una semana después de que el Congreso aprobó una reforma legislativa que transfirió la Guardia Nacional —que estaba bajo mando civil— a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La decisión del PRI de unirse al oficialismo para apoyar la reforma generó fricciones al interior de la organización y duras críticas de parte de sus aliados opositores Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), que acusaron a los diputados del PRI de incumplir los compromisos acordados en la coalición Va por México, integrada por esos tres partidos, situación que pone en riesgo la supervivencia de esa alianza. Algunos senadores del PRI han adelantado que no respaldarán la iniciativa.

You may also like