Temen perder su casa 800 familias de la Colosio

por Redaccion
88 Visto
  • Un Juez concede suspensión a la empresa Desarrolladora de la Riviera Maya sobre la reincorporación de 180 hectáreas a la Federación

Alrededor de 800 familias que habitan en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, en Playa del Carmen, seguirán en la incertidumbre sobre la situación jurídica de sus viviendas, luego de que el Poder Judicial otorgó una suspensión a la reincorporación de 180 hectáreas de terrenos a favor de la Federación, medida solicitada por la empresa Derimaya.

De acuerdo con el expediente del juicio de amparo indirecto 17/2022, radicado en el Juzgado Tercero de Distrito, de Cancún, la Desarrolladora de la Riviera Maya (Derimaya) interpuso la demanda contra la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) por los decretos del 16 de diciembre de 2021 y 10 de agosto de este año.

El reclamo de la Derimaya tiene su origen en que ambos decretos imponen el retorno de los terrenos donde se ubica la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta a la nación, argumentando posibles violaciones a sus derechos constitucionales.

La demanda fue admitida el pasado 7 de enero en el juzgado federal contra el decreto de restitución a la Federación de mil 200 hectáreas en Playa del Carmen.

No obstante, en el decreto del 10 de agosto, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se aclaró que sólo corresponden a 180 hectáreas de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, donde Derimaya comercializó los predios.

Será en las siguientes semanas que el mencionado órgano jurisdiccional dicte sentencia tras la celebración de la audiencia constitucional, con la que se sabrá si la justicia federal ampara a la empresa Derimaya.

La mencionada colonia nació tras la invasión de los terrenos en 1994, al norte del centro de Playa del Carmen. Años después, se constituyó la empresa Derimaya, con participación estatal, para la regularización de los posesionarios de los lotes.

En los últimos cinco años, el Derimaya tuvo una seria oposición de las familias que habitan el asentamiento, debido a supuestos abusos de la empresa, que incluso llegó a desalojar a habitantes que dejaron de pagar por sus terrenos. La representación de comunicación social de la Sedatu informó que esperarán que el proceso legal se resuelva.

Novedades Quintana Roo/Octavio Martínez

You may also like