EU arropa a Israel y abre camino a ayuda humanitaria

por Redaccion
110 Visto
  • Ataque, producto de un cohete “errante” de los terroristas, dice presidente de EU tras informes de en visita de Biden a Tel Aviv atribuye bombardeo a milicias propalestinas; llama a Netanyahu a no dejar que la ira los haga actuar desmedidamente; reitera que no estará solo en lucha contra terroristas; gestiona que se puedan entregar apoyos y suministros a Gaza varados en Egipto; países árabes rechazan versión de ataque; en Cisjordania, Jordania y Líbano, vandalismo e incendio de casas

Estados Unidos respaldó a Israel ante las acusaciones árabes tras el bombardeo en Gaza al afirmar que el ataque en el Hospital al-Alhi en la Franja de Gaza fue obra de milicias propalestinas, aunque Jordania insiste que sí es culpable.

“Parece ser el resultado de un misil errante disparado por un grupo terrorista”, declaró el estadounidense en conferencia en su primer viaje a Tel Aviv desde que estalló el conflicto con Hamas, mismo que dejó una postal fraterna al abrazar al primer ministro,Benjamin Netanyahu, tras aterrizar, pues reiteró que no estará solo en esta lucha terrorista.

Según conclusiones de Inteligencia de Washington, las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI) no son responsables de la muerte de 471 presuntos refugiados, entre ellos 25 médicos, según una actualización del grupo islámico Hamas.

Netanyahu se deslindó al sostener que, pese a la ofensiva, tratan de minimizar el daño a civiles con evacuaciones preventivas. Postura que defendió la embajadora de ese país en México, Einat Kranz, al calificar de “ridículo” que tengan que probar que no fue su culpa y no los terroristas que cometen “ataques monstruosos”, pues el enemigo decapita bebés, viola mujeres y quema a gente viva, y aseguró que para garantizar la protección en la Franja “lo mejor que le podría pasar al pueblo palestino es que Hamas desaparezca”.

Sin embargo, persisten las presiones y advertencias de intervenciones al interior del eje árabe, pues esas naciones no confían en la versión judía.

Jordania e Irán rechazaron esa conclusión al descalificar las pruebas mostradas, como un audio en el que un supuesto miembro del grupo extremista admite que el cohete era de los suyos; mientras que Rusia sugirió exponer imágenes satelitales para corroborar que el ataque tuvo como origen Gaza.

Con esta tensión y choque regional, mandos islámicos palestinos acusaron que sí hubo intención de Israel de atacar, pues ese Gobierno alertó a los miles de desplazados para evacuar el hospital y poco después el misil impactó y mató a cientos de inocentes.

Pero Tel Aviv minimizó la postura islámica como parte de la guerra mediática, pues dijo que aprovecharán toda duda para culparlos, tema en el que Kranz lamentó que se le crea a los perpetradores del peor ataque a judíos desde el Holocausto, que fue un “11 de septiembre multiplicado por 25”, comparativo que uso Biden, al admitir que fue 15 veces lo que enfrentó Washington en 2001.

Al respecto, el líder estadounidense llamó a Israel a no cometer errores como EU tras los atentados a las Torres Gemelas y no dejar que la ira los haga actuar desmedidamente, pues ya atacan también otros territorios como Siria.

Por ello, empujó la ayuda humanitaria y confirmó tras una llamada con su homólogo egipcio, Abdel Fatah el-Sisi, la apertura del corredor Rafah, al sur de Gaza, para entregar insumos, pues están listos 20 camiones con suministros para cruzar, luego de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que seguían varadas tres mil toneladas de alimentos. Tema en el que Egipto apuntó que no hay un cronograma, pero se garantizará toda la ayuda.

Casi a la par del anuncio, Washington vetó una resolución de “pausas humanitarias” en el Consejo de Seguridad; aunque 12 de los 15 miembros la apoyaron la representante de EU, Linda Thomas-Greenfield, hizo valer su facultad como miembro permanente al criticar que ésta no hacía alusión a la “autodefensa” de Israel frente a múltiples atrocidades.

En tanto, el riesgo en el exterior sigue al alza con protestas violentas tras otro “día de ira”. Los focos rojos se concentran en Cisjordania, Jordania y Líbano, donde opera Hezbolá, pues se reportaron actos vandálicos en Amán —que sería la sede de la cumbre cancelada—, donde decenas de propalestinos incendiaron casas.

Y se temen ataques antisemitas y escaladas en varias partes del mundo, por lo que Israel igual que Arabia y EU pidió a su personal que abandone el Líbano.

Mientras que se reportaron amenazas de bomba en las embajadas de Israel y Washington en Argentina, que resultaron falsas. En contraste, la comunidad judía marchó en el Capitolio en EU para exigir el cese el fuego; no obstante, pese a su postura pacífica la seguridad del recinto atacado en 2021 arrestó a unos 300 manifestantes al recordar que está prohibido protestar en la zona y según medios de la región tres de los detenidos fueron acusados de agredir a agentes.

Sobre los peligros regionales la embajadora Einat Kranz reiteró: “No tenemos interés en abrir un frente más”, si más naciones se suman al conflicto, pero advirtió que se anticipa una etapa más difícil y responderán firmemente a Teherán o Beirut, sectores que defienden a quienes secuestraron a 199 personas.

Sobre los rehenes recriminó que Hamas los llame “huéspedes”, pese a que están heridos, baleados y con huesos rotos. Incluso, comentó que se desconoce su condición de salud, pues parece que los tienen bajo tierra como en búnkeres, y elogió los esfuerzos de México y otras naciones para ayudar en su liberación al señalar que toda ayuda “es bienvenida”.    La Razón/Redacción       Foto: Reuters

You may also like