Gaza a oscuras en medio de ataques, mientras Israel en desacuerdo con sus aliados

por Redaccion
104 Visto

Franja de Gaza

Tropas israelíes y hombres armados de Hamas se enfrentaron el sábado frente al hospital más grande de Gaza, donde médicos desesperados dijeron que el último generador se había quedado sin combustible, lo que provocó la muerte de un bebé prematuro y de otros cuatro pacientes. Miles de heridos de guerra, personal médico y civiles desplazados quedaron atrapados en los combates.

En los últimos días, los combates cerca de Shifa y otros hospitales en el norte de Gaza se han intensificado y los suministros se han agotado. El ejército israelí ha alegado, sin aportar pruebas, que el grupo militante Hamás ha establecido puestos de mando dentro y debajo de los hospitales, utilizando a civiles como escudos humanos. El personal médico de Shifa ha negado tales afirmaciones y ha acusado a Israel de dañar a civiles con ataques indiscriminados.

El director del hospital Shifa, Mohammed Abu Selmia, dijo que las instalaciones se quedaron sin electricidad el sábado.

Un oficial israelí, el coronel Moshe Tetro, confirmó los enfrentamientos fuera del hospital pero negó que Shifa estuviera bajo asedio o ataque directo. Dijo que estaba en contacto con el director y había ofrecido un pasaje seguro para aquellos que quisieran salir por el lado este del

Amos Yadlin, exjefe de la inteligencia militar israelí, dijo al canal 12 que, dado que Israel pretende aplastar a Hamas, tomar el control de los hospitales sería clave, pero requeriría “mucha creatividad táctica”, sin dañar a los pacientes, a otros civiles y a los rehenes israelíes. .

Cinco pacientes murieron en Shifa después de que se apagó el generador, incluido un bebé prematuro, dijo Medhat Abbas, portavoz del Ministerio de Salud.

La “situación insoportablemente desesperada” en Shifa debe terminar ahora, afirmó en las redes sociales el director general del Comité Internacional de la Cruz Roja, Robert Mardini.

Por otra parte, la Media Luna Roja Palestina dijo que los tanques israelíes estaban a 20 metros (65 pies) del hospital de al-Quds en el barrio Tal al-Hawa de la ciudad de Gaza, provocando “un estado de pánico y miedo extremos” entre los 14,000 desplazados que se refugiaban allí.

El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que la responsabilidad de cualquier daño a civiles recae en Hamás, repitiendo acusaciones de larga data de que el grupo militante utiliza a civiles en Gaza como escudos humanos. Dijo que si bien Israel ha instado a los civiles a abandonar las zonas de combate, “Hamás está haciendo todo lo posible para impedir que se vayan“.

Su declaración se produjo después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, impulsara un alto el fuego e instara a otros líderes a unirse a su llamado, diciendo a la BBC que “no había justificación” para los continuos bombardeos de Israel.

El ejército de Israel ha dicho que los soldados se encontraron con cientos de combatientes de Hamas en instalaciones subterráneas, escuelas, mezquitas y clínicas durante los combates en Gaza. Israel ha dicho que un objetivo clave de la guerra es aplastar a Hamás, un grupo militante que ha gobernado Gaza durante 16 años.

Tras el mortal ataque de Hamás contra Israel el 7 de octubre, en el que murieron al menos 1,200 personas, los aliados de Israel han defendido el derecho del país a protegerse. Pero ahora, en el segundo mes de guerra, hay diferencias crecientes en cuanto a cómo muchos sienten que Israel debería llevar a cabo su lucha.

Estados Unidos ha estado presionando para que se hagan pausas temporales que permitan una distribución más amplia de la ayuda que tanto necesitan los civiles en el territorio asediado, donde las condiciones son cada vez más espantosas. Sin embargo, Israel sólo ha aceptado breves períodos diarios durante los cuales los civiles pueden huir de la zona de combate terrestre en el norte de Gaza y dirigirse hacia el sur a pie a lo largo de la principal arteria norte-sur del territorio.

Desde que se anunciaron por primera vez estas ventanas de evacuación hace una semana, más de 150,000 civiles han huido del norte, según observadores de la ONU. El sábado, el ejército anunció una nueva ventana de evacuación, diciendo que los civiles podrían utilizar la carretera central y una carretera costera.

Arabia Saudita recibió el sábado a líderes musulmanes y árabes en Riad con el objetivo de diseñar su propia estrategia cohesiva en Gaza. El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, les pidió que pusieran fin a la cooperación, incluido el comercio, con Israel.

El Independiente/Redacción   Con información de agencias    Foto: EFE/EPA/Erik S. Lesser

You may also like