México y Canadá ganan panel automotor a EU

por Redaccion
31 Visto

El órgano resolvió que es válido considerar totalmente originarias de Norteamérica las partes esenciales de los vehículos automotores que hayan cumplido con la regla de origen de 75% que marca el tratado, a lo que Washington se oponía.

México y Canadá ganaron un panel de solución de controversias contra Estados Unidos sobre reglas de origen en el sector automotriz al amparo del tratado de libre comercio entre esos tres países (T-MEC).

El Panel constituido conforme al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), dio a conocer este miércoles el Informe Final de la controversia Estados Unidos-Reglas de Origen en el Sector Automotriz (USA-MEX-2022-31-01).

Conforme a su resolución, el Panel determinó que el T-MEC permite a los fabricantes de vehículos considerar a las partes esenciales de un vehículo terminado (motor, transmisión, carrocería, etc.) como originarias, una vez que, por separado, dichas autopartes hayan cumplido con el porcentaje mínimo de contenido regional (75%), utilizando las metodologías alternativas que el mismo tratado establece.

“En los próximos días, México iniciará un proceso de diálogo y cooperación con sus socios comerciales para la atención del Informe Final”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa. “México reitera su compromiso con el diálogo como la mejor herramienta para el fortalecimiento de la integración comercial de América del Norte”.

Previamente, la mayoría de analistas consideró que Estados Unidos perdería el fallo, lo mismo que las principales empresas productoras de autos de capital no estadounidense establecidas en América del Norte.

En el proceso de la controversia, las delegaciones de México y Canadá se abocaron a defender sobre todo el uso de metodologías “roll-up”, mientras que la delegación de Estados Unidos se opuso a ello con respecto a ciertas piezas incorporadas a los vehículos acabados, con su intención de limitar el uso de contenido extranjero en la producción automotriz que se exporta regionalmente.

El caso de solución de controversias es importante para los tres países porque el sector automotriz abarca el mayor flujo del comercio intrarregional, y también porque se están poniendo a prueba nuevas disposiciones del T-MEC para resolver conflictos entre las partes.

Las metodologías “roll-up” permiten que los materiales (por ejemplo, las partes automotrices) que han adquirido origen al cumplir con un umbral de contenido de valor regional (CVR) sean considerados totalmente originarios cuando se utilizan como insumos en un producto manufacturado posterior (por ejemplo, un vehículo terminado).

Las metodologías de roll-up proporcionan una flexibilidad adicional para que los productores de productos acabados satisfagan el CVR aplicable y, por tanto, obtengan un tratamiento arancelario preferencial.

Nueve empresas armadoras habían pedido que el gobierno estadounidense que abandonara su defensa en el panel de solución de controversias. Las armadoras integran la organización Autos Drive America, quien presentó esa petición a la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) en una declaración previa a la audiencia celebrada el 13 de octubre como parte del proceso de solución de diferencias.

Las 11 empresas son: BMW, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Subaru, Toyota y Volkswagen.      El Economista/Roberto Morales    Foto: Claudio Cruz/AFP

You may also like