Quémenlo todo… feministas lamentan prisión domiciliaria para el priista que atacó con ácido a María Elena Ríos Ortiz

por Redaccion
101 Visto
  • “Con una audiencia maquillada y un acuerdo pactado, hoy mi agresor ha quedado libre”

El Independiente/Juan Antonio Cruz Bautista

El juez de control Teódulo Pacheco Pacheco ordenó el cambio de medida cautelar a prisión domiciliaria en favor del ex diputado priísta Juan Antonio Vera Carrizal, protegido del ex gobernador Alejandro Murat, quien se encontraba preso desde abril de 2020 por intento de feminicidio contra la saxofonista mixteca María Elena Ríos Ortiz.

“Con una audiencia maquillada y un acuerdo pactado, hoy mi agresor ha quedado libre”, lamentó la víctima al advertir: “si se fuga, me mata”.

En ese sentido, hizo un llamado a todas las organizaciones feministas… “Quémenlo todo”.

María Elena Ríos, quien fue atacada con ácido sulfúrico el 9 de septiembre de 2019 por dos sujetos que recibieron órdenes del ex legislador, amigo personal del entonces gobernador Alejandro Murat, acusó que la audiencia, la cual se inició el 16 de enero, se aplazó con diversas excusas del juez Teódulo Pacheco.

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca incurrió en omisiones e irregularidades, incluso en desacato, porque el Poder Judicial había ordenado el 18 de enero que la audiencia se suspendiera, no obstante, la continuó para favorecer al amigo del ex gobernador Alejandro Murat.

La artista explicó que a lo largo de la semana se solicitó la recusación de Pacheco por su actuación parcial en beneficio de su agresor, porque aceptar medios de prueba que no tiene razón de ser en un juicio de intento de feminicidio.

La defensa de Vera Carrizal presentó pruebas con los que pretendió demostrar una supuesta enfermedad del empresario gasolinero, con estaciones de servicio que obtuvo con Alejandro Murat.

Argumentaron que está muy triste y deprimido, por lo que el juez lo tomó en cuenta para hacer el cambio de medida cautelar a prisión domiciliaria, y pueda ir a su casa a recuperarse.

Su víctima sostuvo que “el juez Pacheco está aprobando todos los medios de prueba falsificados y sin metodología de mi agresor, los cuales pretenden hacerlo pasar por enfermo”.

Lamentó lo ocurrido y responsabilizó a Teódulo Pacheco, a Vera Carrizal y a la familia de éste, como al ex gobernador Alejandro Murat, por lo que le pueda ocurrir a ella, a sus padres y a su cuerpo jurídico, pues aunque el imputado tendrá prisión domiciliaria, no se descarta que quiera darse a la fuga o coordinar un nuevo atentado en su contra.

En septiembre de 2019, Rubicel N y Ponciano N, hijo y padre, este último fallecido en prisión, intentaron matar a la saxofonista a la que le gritaron: “muere, maldita desgraciada, hasta aquí llegaste”.

You may also like