“Sin precedente”, la matanza de civiles en Gaza, alerta Guterres

por Redaccion
89 Visto
  • Reacción de una palestina al ver los destrozos en un barrio de Rafá bombardeado por fuerzas israelíes

Tel Aviv

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, manifestó ayer que la cantidad de muertos en Gaza es diferente a la de cualquier otro conflicto desde que asumió el cargo. Estamos presenciando una matanza de civiles que no tiene paralelo ni precedente en ningún conflicto desde que soy secretario general (2017), sostuvo.

Sin entrar a discutir la exactitud de las cifras que da Hamas, lo que está claro es que hemos tenido en pocas semanas miles de niños asesinados, y eso es lo que importa, agregó.

En tanto, negociadores están cerca de lograr un acuerdo por el que Hamas liberaría hasta 75 rehenes de Gaza, entre ellos docenas de niños, han reportado múltiples fuentes a The Independent.

Una fuente diplomática señaló que no hay un acuerdo firme todavía, pero que las pláticas avanzan, entre febriles especulaciones de que el pacto, apoyado por Qatar y Estados Unidos, podría lograr la liberación de personas a principios de la próxima semana.

Ayer el presidente estadunidense, Joe Biden, elevó las esperanzas de una liberación al responder creo que sí cuando se le preguntó sobre un posible acuerdo. The Independent entiende que estas pláticas son las más sustanciales hasta ahora, después de muchos intentos de alcanzar un acuerdo integral en el pasado, que se han frustrado en las etapas finales.

No hay acuerdo todavía, indicó una fuente al diario británico, solicitando precaución. Pero hay un entendimiento de que saldrán de Gaza entre 50 y 75 mujeres y niños, según las fuentes, y añadieron que se calcula que serán como 40 menores. Esto implicará un alto el fuego o una pausa.

Una fuente diplomática distinta, con conocimiento de las pláticas, comentó que la noticia de que se llega a un acuerdo firme es prematura, y que habría una pausa de tres días en las hostilidades como un paso lógico para poder trasladar a los rehenes.

Se ha informado de manera incorrecta sobre algunos detalles. Las pláticas continúan y no se ha llegado a un acuerdo concreto. Todos los implicados son cautelosos porque ya antes se había llegado a la misma etapa y el acuerdo colapsó, señaló la segunda fuente.

“Todas las partes discuten la liberación de entre 50 y 70 mujeres y niños que fueron capturados como rehenes. No se ha logrado un acuerdo sobre la liberación de prisioneros palestinos ni ha habido pláticas sobre el intercambio de personal militar.

Es un paso lógico acordar una pausa antes de trasladar a los rehenes, por su seguridad, añadió.

Se cree que cualquier trato tendrá que ser aprobado por el gabinete israelí y podría estar sujeto a apelación de la Suprema Corte israelí, si hubiera objeciones. También se entiende que ha habido condiciones respecto de un posible intercambio de mujeres y niños palestinos presos en Israel.

El 7 de octubre, Hamas lanzó un ataque sin precedente en el sur de Israel, donde mató a mil 200 personas y capturó por lo menos a 240, entre ellas bebés, ciudadanos extranjeros y soldados. Sólo cuatro cautivas han sido liberadas con ayuda de Egipto, Qatar y Estados Unidos.

Han muerto 13 mil palestinos, entre ellos 5 mil 500 niños

Israel, en tanto, ha impuesto un sitio paralizante sobre Gaza, gobernada por Hamas, junto con una feroz campaña de bombardeos que, de acuerdo con el ministerio de Salud de la franja, ha causado la muerte de al menos 13 mil palestinos, entre ellos 5 mil 500 niños. Tropas de tierra y artillería israelíes han hecho una gran incursión en el enclave, que incluye rodear e irrumpir en hospitales que según su acusación son usados como bases por los militantes.

Múltiples funcionarios israelíes han declarado a The Independent que su país sólo está enfocado en la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y que el alto el fuego no está sobre la mesa.

Sin embargo, ha aumentado la presión, en particular de las familias de los cautivos, que se encuentran cada vez más alarmados por recientes reportes de que militares han descubierto los cuerpos de dos rehenes femeninas –la cabo Noa Marciano, de 19 años, y Yehudit Weiss, de 65– en una zona cercana a Al Shifa, el complejo hospitalario más grande de Gaza.

Este domingo, el embajador israelí en Estados Unidos, Michael Herzog, declaró a la ABC que Israel tiene esperanzas de que un número significativo de rehenes podría ser liberado por Hamas en los próximos días.

El mismo día, el primer ministro catarí, jeque Mohammed Bin Abdulrahman al Thani, aseguró en una conferencia de prensa en Doha que los principales obstáculos a un trato eran ya muy menores, y que los temas por resolver eran sobre todo prácticos y logísticos.

Un funcionario de la Casa Blanca también expresó que las negociaciones, muy complicadas y delicadas, estaban teniendo avances.

Creo que estamos más cerca de lo que hemos estado por algún tiempo, tal vez más cerca de lo que hemos estado desde el principio de este proceso, para lograr un acuerdo, comentó a Meet the Press, de la NBC, el viceconsejero nacional de seguridad, Jon Finer.

Las frágiles pláticas sobre los rehenes continúan mientras Israel está decidido a expandir su feroz ofensiva contra Hamas en el sur de Gaza, parte del enclave de 42 kilómetros de largo hacia donde los militares han ordenado a civiles palestinos que se trasladen.

Estados Unidos, principal aliado de Israel, le ha advertido que no se embarque en operaciones de combate en el sur hasta que los planeadores militares hayan tomado en cuenta la seguridad de los civiles palestinos que huyen. Partes de los traumatizados 2.3 millones de habitantes de Gaza han estado en movimiento desde el principio de la guerra, alojándose en hospitales o caminando fatigosamente del norte al sur y, en algunos casos, de vuelta al norte, en esfuerzos desesperados por mantenerse fuera de la línea de fuego.

También se ha sonado la alarma sobre ataques en hospitales, así como en escuelas de la ONU que albergan a personas desplazadas. El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, apuntó ayer que se siente horrorizado por un ataque al Hospital Indonesio, en Gaza, en el cual se reportó que murieron 12 personas. El ministerio de Salud culpó a Israel, el cual negó haber disparado un proyectil al nosocomio, y explicó que sus soldados devolvieron el fuego a militantes que les habían disparado desde el interior del complejo de dos hectáreas.

Mientras, ayer un grupo de 28 de bebés prematuros evacuados de Al Shifa fueron llevados a Egipto para recibir tratamiento urgente. Varios murieron después de que sus incubadoras fueron apagadas por la escasez de combustible durante el asalto militar a la ciudad de Gaza. Todos los recién nacidos evacuados combaten serias infecciones, informó un vocero de la OMS.

Ya basta, mensaje al mundo de una madre

Lobna Saik, mamá de uno de los bebés, era uno de los pocos padres que acompañaban a algunos de los infantes cuando los llevaron en un convoy de ambulancias de un hospital del sur de Gaza a Egipto, a través del cruce fronterizo de Rafá. Son niños inocentes, denunció la exhausta Saik en una entrevista por video suministrada por el gobierno egipcio. Mi mensaje al mundo es: ya basta.

Los militares israelíes que han avanzado sobre varios hospitales de Gaza aseguraron haber descubierto nueva evidencia de que el hospital Al Shifa, el más grande de Gaza, había sido usado como base por militantes. El domingo, el ejército mostró imágenes de la CCTV del hospital, que muestran lo que dijo que eran militantes de Hamas que transportaban por la fuerza a dos rehenes –un civil nepalés y otro tailandés– hacia el interior del complejo hospitalario. También mostraron imágenes que –aseguraron– mostraban un túnel de 55 metros de largo 10 metros debajo de Al Shifa.

Hamas ha negado repetidas veces usar el hospital como centro de comando.

Este fin de semana, testigos hablaron de intensos combates nocturnos entre militantes de Hamas y fuerzas israelíes que intentaban avanzar hacia Jabaliya, el mayor de los campos de refugiados de Gaza, que tiene casi 100 mil habitantes.

Jabaliya, distrito pobre y sobrepoblado que creció de un campo para refugiados palestinos de la guerra israelí-árabe de 1948, ha sido sometido a repetidos bombardeos israelíes en los que han muerto decenas de civiles, dijeron médicos palestinos. Israel afirma que en los ataques han fallecido muchos militantes pertrechados en la zona.

La Jornada/Bel Trew /’The Independent’     Traducción: Jorge Anaya    Foto: Afp    

You may also like