Ambición de gente sin escrúpulos está destruyendo Holbox: GEMA

por Redaccion
21 Visto

Araceli Domínguez, del Grupo Gema del Mayab A. C. denuncia que en los últimos cinco años, los ecosistemas de esta hermosa isla han sido gravemente afectados por la falta de voluntad política, corrupción y malos manejos de autoridades y empresarios que han impuesto un tipo de desarrollo que no ha sido sostenible en otros destinos turísticos, pero desafortunadamente se sigue replicando.

Señala que Holbox es una isla ubicada al norte de Quintana Roo, con un gran atractivo escénico y de alta fragilidad ambiental, posee grandes extensiones de playas vírgenes, manglares y una enorme cantidad de fauna que complementa la belleza de sus paisajes. Por ello, Holbox es parte del Área Natural Protegida “Área de Protección de Flora y Fauna, Yum Balam”.

Hoy, una de las islas más bellas del caribe mexicano está bajo el agua, las calles del rústico y amigable Holbox están inundadas y con olores desagradables y pestilentes, como consecuencia de la nula planeación urbana, la venta de terrenos a inversionistas que sólo venden desarrollos y no tienen un compromiso con la isla, buscando ganancias a corto plazo.

Esto ha sido posible por la impunidad que prevalece entre aquellos que llegan a destruir ecosistemas, construir casas y edificios sin permisos, ni estudios ante una autoridad ausente, omisa y complaciente.

La ambientalista acusa que la visión equivocada de autoridades de los tres niveles de gobierno ha desencadenado, por un lado, la desintegración social, enfrentamientos violentos y un daño que en algunos puntos de la Isla es ya irreversible; esto ha llevado a Holbox a la degradación del entorno y de la comunidad. Es claro que Holbox no puede convertirse en réplica de Cancún como muchos lo pretenden.

Señala que Holbox es un poblado que carece de infraestructura urbana, con gravísimos problemas en el destino final de los desechos, la evidencia que acompaña este escrito muestra un basurero a cielo abierto, inundado, y saturado que, dicho sea de paso, se incendia con mucha frecuencia y se ha convertido en un grave foco de contaminación.

Las inundaciones que se han incrementado con el tiempo, obedecen al fenómeno del período de mareas altas, acumulación de agua por las lluvias en el acuífero y la reducción del nivel del suelo a consecuencia de la compactación por pérdida de manglares y vegetación de duna principalmente, como lo explica el Dr. Jorge Herrera, un reconocido investigador del CINVESTAV.

Este sitio no tiene un sistema adecuado y suficiente para el manejo de aguas negras, lo que hay es insuficiente para cubrir las necesidades de una población que creció exponencialmente y está saturada con fosas sépticas que por lo general no están selladas, y con la elevación de las aguas negras, éstas acaban en las calles de la Isla y finalmente en el mar. Esta problemática aumenta por las noches, cuando algunos hoteles tiran sus aguas negras a los manglares o al mar.

Tal como lo explican los científicos que tienen años estudiando el área, la pérdida de manglares permite una entrada franca del mar por el subsuelo, más el arrastre de materia orgánica de las fosas sépticas; el estancamiento del agua que produce gases sulfhídricos que dan un olor a “huevo podrido”, lo que hace que la situación que prevalece en Holbox ya sea desesperante.

Los pobladores e inversionistas de fuera son quienes han puesto en riesgo la situación económica de este lugar que vive del turismo.

Las construcciones crecen sin reglas, atrayendo un ejército de albañiles que viven en condiciones insalubres e indignantes, defecando al aire libre.

Parece contradictorio, pero la falta de planeación urbana, la falta a de reglamentos municipales, los constantes pleitos y especulaciones por la tierra, han llevado a construir de manera inadecuada, desordenada e ilegal.

Resulta lamentable que ningún nivel de gobierno, ni en esta y ni es administraciones anteriores haya aportado recursos para dotar de sistemas de tratamientos de aguas negras y un manejo adecuado de los desechos, mostrando un total desinterés por resolver la terrible contaminación, las constantes violaciones a las leyes y los consecuentes conflictos sociales.

La elevación del mar, por efecto del Calentamiento Global, que podemos ver en Holbox, en un futuro no muy lejano, amenazan a los pobladores y visitantes, agravándose ahora con problemas de salud pública, por contaminación de aguas negras.

El Dr. Jorge Herrera, junto con especialistas de la UNAM ha hecho estudios de la calidad del agua en las zonas inundadas, junto a casas y construcciones turísticas muy cercanas a los manglares, encontrando patógenos que pueden afectar la salud humana.

Nuevamente hacemos un llamado a las autoridades Estatales, Federales y Municipales para que atiendan de manera urgente a la Isla Holbox para resolver de manera integral una problemática que puede acabar con esta paradisiaca Isla.

You may also like