Asistentes a un rave están varados en una isla panameña desde febrero por Covid 19

por Redaccion
33 Visto

Reporte Índigo     Foto: portada post©

Los asistentes a un rave están varados en una isla panameña desde el inicio del evento, el 29 de febrero, después de que se decretaran una serie de restricciones de movilidad por la pandemia de coronavirus Covid-19.

Este año el Tribal Gathering, festival de música electrónica, se celebró en Panamá del 29 de febrero al 13 de marzo, sin embargo este evento se ha extendido hasta convertirse en una fiesta sin fin, debido a la imposición de cuarentena.

Este festival apuntaba como público objetivo a los británicos, es llevado a cabo en la costa norte del país y reúne a pueblos indígenas con DJ, artistas e intérpretes de todo el mundo en una especie de intercambio cultural.

El evento evolucionó hasta convertirse en un campamento improvisado en donde los asistentes han perdido la noción del tiempo, aunque a algunos tampoco les importa tenerla.

Después de que la policía armada del país terminara con el encuentro los asistentes se han visto impedidos para volver a casa debido a la insuficiencia de vuelos de repatriación.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido, quien habló con un reportero de The Guardian, se encuentran en contacto regular con los asistentes varados, algunos de los cuales se encuentran la ciudad de Panamá.

Uno de los asistentes, que según su testimonio lleva 80 días acampando en la playa, la policía interrumpió el evento cuando aún no era el final, sin embargo, los organizadores los convencieron de dejar terminar el festival.

A partir de la finalización del evento algunos de los asistentes comenzaron a buscar la forma de abandonar el sitio, sin embargo, las autoridades dieron órdenes confusas y contradictorias acerca del proceso de repatriación.

Algunos viajeros permanecieron durante 12 horas al interior de un autobús, que presuntamente los trasladaría al lugar donde tomarían un vuelo, sin embargo, terminaron por ser devueltos por la falta de vuelos.

Doug Francisco, un artista de circo y urbano en Bristol, quien además diseñó y dirigió las brigadas rojas de la Rebelión de la Extinción en las protestas del año pasado en Londres, permanece en el sitio hasta que le sea asignado un vuelo de vuelta, mientras pasa su tiempo en la playa.

“Este podría ser el último espectáculo en la tierra. Hice mi show la otra noche al equipo de cocina, tuvimos una fiesta Drag Queen con cocteles en la playa”, mencionó a The Guardian.

Quienes permanecen en el sitio reciben ayuda por parte de los organizadores del festival quienes obtuvieron un préstamo de 160 mil dólares y una ayuda financiada a través de GoFundMe.

Esta situación podría extenderse hasta 40 días más para las 50 personas que aún permanecen en la isla.

You may also like