Cinco cosas que no sabías de ‘Poco Ortodoxa’, la serie del momento

por Redaccion
29 Visto

Esta miniserie de Netflix se ha convertido en uno de los más grandes éxitos de lo que va del año y tienes que verla cuanto antes

Forbes México          Foto: Netflix

La miniserie del momento en Netflix tiene nombre: ‘Poco Ortodoxa’. La conmovedora producción se ha vuelto popular entre los países donde la compañía de streaming tiene presencia al presentar una historia de empoderamiento y búsqueda de la libertad.

La producción llegó al catálogo sin mucha publicidad, pero conforme han transcurrido los días se ha convertido en un fenómeno. La historia de Etsy, su protagonista, transmitió lo que pocas, ganándose así a miles de suscriptores que no han parado de elogiar la miniserie de cuatro episodios.

Detrás de esta súper producción de Netflix se encuentran datos que te sorprenderán aún más. Acompáñanos a conocer los secretos que aguarda ‘Poco Ortodoxa’.

1.- Basada en un historia real con toques de ficción

‘Poco Ortodoxa’ se basa en el libro del mismo nombre de Deborah Feldman. En él se narra su propia historia al huir de la comunidad jasídica de la que formaba parte, ubicada en Williamsburg, Nueva York. Y aunque la serie transmite un esperanzador mensaje de libertad, la esencia del libro solo aborda los momentos antes de que el personaje se trasladara a la ciudad de Berlín, en Alemania.

Deborah Feldman, a comparación de la serie, no huyó inmediatamente a Berlín y mucho menos intentó entrar a una academia de música. Esta parte de la historia es ficticia, la cual fue acordada por las directoras para darle un nuevo enfoque a la trama. Pese a eso, la creadora trabajó muy de cerca con las directoras de la miniserie para Netflix.

Otro de los momentos significativos de la serie, la confrontación antes de su huida con Yorki, su esposo, tampoco sucedió. Estos nuevos escenarios se incorporaron para consolidar una visión más empoderada del personaje, una decisión que acordó la escritora como parte de aquello que siempre deseó hacer.

2.- Una protagonista ideal

Desde el momento que la escritora y la directora de ‘Poco Ortodoxa’ vieron a Shira Haas, supieron que sería su protagonista. La joven de 24 años cumplía con todas las características que el papel demandaba.

Para la actriz no fue la primera vez que se relacionaba con un rol como este; cuando era más joven encarnó un personaje similar para la serie ‘Shtisel’, una popular producción de su país que narra la vida de una familia judía y que, curiosamente, también está disponible en el catálogo de Netflix.

La actriz tuvo una intensa preparación para dar vida a Etsy Shapiro. Además de clases de inglés, la joven tuvo que perfeccionar la lengua ‘yidish’, un idioma perteneciente exclusivamente a las comunidades judías.

El compromiso fue tal con su personaje que no dudó en deshacerse de su cabello para otra de las escenas más impactantes de la serie. Para Shira este papel es en todos los aspectos significativo, ya que incluso uno de sus abuelos es sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz.

3.- Un Williamsburg muy alemán

Aunque la historia se desarrollaba inicialmente en la zona de Williamsburg, una zona ubicada en Brooklyn, Nueva York, era casi imposible filmarla allí. La comunidad judía jasídca que la habita es una de las más cerradas y conservadoras de la religión. Ante lo anterior, la producción tuvo que trasladarse a Berlín, en Alemania.

Fue en la ciudad de Europa donde se tuvieron que representar las edificaciones, los escenarios y personajes que integran la comunidad de Nueva York. Esto representó uno de los retos más grandes de la producción. Los habitantes de Berlín fueron sorprendidos con todos los extras que circulaban en las calles, un lugar donde según los datos históricos fueron desterrados por el genocidio que se suscitó años atrás.

4.- La historia detrás de Moishe, el villano de la serie

Otro de los aspectos que han cautivado a los espectadores de ‘Poco Ortodoxa’ es su villano ‘Moishe’. El primo del ‘Yanki’ en la serie es interpretado por el actor Jeff Willbusch, el cual puede ver plasmada su propia realidad en su personaje.

Y no, no nos referimos a que es una mala persona. Resulta que el actor tiene una historia casi similar a la de la protagonista. A la edad de 13 años abandonó la comunidad ultraortodoxa a la que pertenecía para dejar detrás a su familia y sus costumbres.

En cuanto los directores del casting y las directoras le contaron de la trama, sintió que iba a interpretar su propia historia. El actor nacido en Haifa, Israel, ya tenía conocimientos de Yadis, un elemento que le cautivó cuando se enteró que parte de la historia sería rodada en este idioma.

Así como la historia de Etsy en la serie, el actor radicado en Alemania se presentó a una escuela de arte dramático sin saber a ciencia cierta mucho del mundo, ni mucho menos que terminaría haciendo de la actuación una forma de vida.

5. La gran boda judía

Otro de los retos de la producción fue representar la boda de Etsy y Yorki. La producción tuvo que reclutar a más de 1,500 personas que pasaron por el proceso de caracterización para recrear minuciosamente el rito que representan las uniones de este tipo.

La ropa utilizada fue directamente llevada de Nueva York a Alemania, ya que en aquel país no existe una gran comunidad judía. Otro interesante dato es que los hombres fueron los que pasaron más tiempo en maquillaje, pues a cada uno se le colocaron extensiones de cabello para simular las clásicas peiot.

Otro elemento que tuvo en jaque a los realizadores fue el de los sombreros Shtreimel. Un accesorio que los hombres judíos usan en ocasiones especiales, y que es confeccionado con pieles de animales. El costo de cada uno de ellos ronda los mil euros, una cantidad que subiría el presupuesto de la producción, por lo que se determinó fabricar unas imitaciones muy parecidas, las cuales estaban ajustadas a las medidas de los hombres del reparto.

You may also like