Fallece Flor Silvestre, cantante y actriz de la época de oro del cine mexicano

por Redaccion
72 Visto

La artista y matriarca de la familia de Pepe y Ángela Aguilar ha muerto a los 90 años en su rancho en Zacatecas

EL PAÍS México/Micaela Varela           Foto: Azteca Films Inc.

La actriz y cantante Guillermina Jiménez Chabolla, más conocida como Flor Silvestre, ha fallecido este miércoles a los 90 años. La familia de la artista, icono de la época de oro del cine mexicano y de la industria en la década de los cincuenta, ha informado que ha muerto por causas naturales en su rancho El Soyate, en Zacatecas. La madre del músico Pepe Aguilar y pareja del artista ya fallecido Antonio Aguilar, fue una figura representativa del cine en su país y recibió el premio Diosa de Plata Especial a la trayectoria por el colectivo de Periodistas Cinematográficos de México y por la Asociación Nacional de Actores en reconocimiento a su larga carrera.

La familia ha informado a través de un comunicado la noticia y ha señalado que el cansancio “detuvo su corazón rodeada de sus hijos y sus nietos” y que “descansará al lado de quien fuera su gran amor, Antonio Aguilar”. La coprotagonista de Primero soy Mexicano (1950) era la matriarca de una dinastía de artistas que empezó con ella y que, tras pasar por el éxito de Pepe Aguilar en la música latina, continúa con su nieta Ángela Aguilar, una exitosa cantante mexicana de música mariachi.

Silvestre inició su carrera en la música con 13 años, cuando se subió a un escenario para cantar música ranchera en el Teatro del Pueblo del Mercado Abelardo L. Rodríguez en Ciudad de México. Su carrera despegó poco después al ganar un concurso de aficionados en la estación de radio XEW, conocida como La Voz de América Latina desde México. En 1950 debutó en el cine para actuar y cantar en más de 50 películas a lo largo de su trayectoria profesional.

Comenzó con grandes títulos de la época de oro del cine mexicano, cuando las producciones llegaron su punto más álgido en toda América Latina. En la película El bolero de Raquel (1957) tuvo un papel estelar como la madre del ahijado de Cantinflas y dos años después interpretó a la joven cantante Lola en La cucaracha, donde cantó a dueto junto a María Félix, otra destacable actriz mexicana. En varios títulos de su filmografía actuó junto a su esposo Antonio Aguilar, un pilar representativo de las películas rancheras que narran el folklore revolucionario de México. Sin embargo, su papel más destacado ha sido por interpretar a Catalina en Ánimas Trujano (1962), la segunda película mexicana nominada al premio Óscar a la mejor película extranjera. En paralelo, vendió millones de discos y fue galardonada como una de las artistas de mayor venta entre 1965 y 1969.

Silvestre era muy cercana a su tierra y había manifestado en varias entrevistas con la televisión que era su deseo que sus restos descansarán en Zacatecas, el lugar que la vio nacer, florecer y morir. “Mi casa, la adoro. Me siento feliz, ya no he vuelto a México [ciudad] y ya no voy a volver. El tiempo que Dios me tenga aquí, aquí lo quiero pasar lo que me quede de vida, en el ‘cerrito’ que está ahí, la cripta donde está mi esposo, ahí voy a estar yo con él”, declaró ante las cámaras.

You may also like