CALAVERITAS POLITICAS en Quintana Roo

por Redaccion
46 Visto

Por Playa del Carmen la huesuda pasó.

Y en el Palacio Municipal justo se plantó.

A la actual alcaldesa, al oído le pidió:

Que no realice obras de relumbrón.

A Lili Campos la calavera le dijo:

Que primero debe de limpiar el cochinero canijo.

Que le heredó el gobierno anterior.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

La Catrina vio el sexenio a Carlos Joaquín en su hora postrera.

Con Quintana Roo convertido en una quimera.

La calaca vio que de los buenos deseos nada hubo.

Ya que Carlos a la ciudadanía la mandó por un tubo.

Más y Mejores Oportunidades para Todos pregonaba en campaña.

Pero, como buen político, fueron puras patrañas.

El final no es el final, dijo la Parca, sino un recomenzar.

Pero vio que son puros cadáveres los que quieren la cuna mecer.

Son legiones de aspirantes que quieren ese hueso roer.

Pero a la huesuda no la engañan, y a las Lezama, Villegas, Pech, Alegre, Martínez y hasta Castilla, en fosa común sepultó, porque sabe que la bondad, solo es por la temporada

Y la ciudadanía?, bien gracias, a esos les toca como siempre puro pan de muerto.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Andaba un domingo La Parca, muy contenta por Tulum paseando

Y a Marciano Dzul se encontró trabajando, las calles limpiando y el comercio ordenando.

A la zona maya, que es su origen, impulsando.

Este paraíso, Tulum, merece otro rumbo a la calavera comentaba.

Ya no hay Mas ni Tah, porque Víctor fue un hijo de la tostada.

Resultó ser un buen promotor, pero de corrupción y de violencia, a la huesuda le decía.

Un campeón de la indecencia.

Por eso ahora yace en el panteón.

Este es su premio por su muy mala administración.

You may also like