Florian Tudor niega ser de mafia rumana y acusa a funcionarios de Quintana Roo, de encabezar campaña sucia

por Redaccion
57 Visto

El empresario Florian Tudor negó pertenecer a “una mafia rumana’” de clonadores de tarjetas bancarias, y acusó al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, de ceder a presión política, al anunciar el congelamiento de cuentas de varias personas y empresas.

También culpó a Jesús Alberto Capella Ibarra, ex secretario de Seguridad pública de Quintana Roo, y al “Señor de la Oscuridad”, Juan de la Luz Kanfachi, asesor principal del Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín y quien controla la seguridad en el estado, de orquestar esta campaña en su contra.

Veo solo una campaña sucia, un juego de intereses políticos en los que se utiliza a la Unidad de Inteligencia Financiera para atacar a empresarios, políticos y exfuncionarios en Quintana Roo y ligarlos como cómplices de una presunta “mafia rumana”, montaje con el que se me ha atacado y perseguido sin que a la fecha me hayan podido probar algún delito.

Dijo que tiene todas las pruebas para desenmascarar a quienes “me han hecho daño, difamado y destruido mi patrimonio”, las cuales involucran a autoridades de alto mando a nivel estatal y federal, incluidos policías ministeriales, fiscales, jueces y magistrados, hay muchos intereses en juego y he recibido amenazas para que no las haga públicas.

En una misiva que difundió en redes sociales, el empresario negó que sus cuentas estén congeladas, pero reconoció que las de su abogado sí.

“Me han tratado de ligar con el exgobernador Félix González Canto, con el senador del Partido Verde, Jorge Emilio González y con Laura Fernández, Presidenta Municipal de Puerto Morelos, a quienes no conozco, ni he tenido trato con ellos, pero entiendo que estas campañas son para perjudicar a los candidatos del Partido Verde y de Morena, de romper la alianza Verde-Morena, todo como parte de la guerra sucia de este proceso electoral en el estado de Quintana Roo.”

Agrega en su carta que en el caso de René Bejarano, nunca lo he visto, no lo conozco y por lo tanto no tengo ningún negocio con él.

Finalmente dijo que se sigue moviendo en Cancún y que todo se trata de una campaña para desprestigiarlo, por lo que está dispuesto a aclarar y desmentir las acusaciones en su contra.

Florian Tudor fue ligado al delito de la clonación de tarjetas hace más de cinco años. Su casa fue cateada por la Fiscalía General de la República, pero él asegura que es fruto de chantaje de otro empresario rumano.

You may also like