Irresponsable crecimiento a costa de la naturaleza

por Redaccion
87 Visto

Por Esto/Fernando Morcillo

Desde que inició operaciones en 1986, Grupo Xcaret se ha caracterizado por crecer a costa de la naturaleza, con una gran irresponsabilidad, sostuvo Aracely Domínguez, presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA).

Ahora, a pesar de que en su momento se demostró el daño que ocasionaría al Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), cuando pretendió construir su Home Port, vuelve a las andadas con este proyecto de la marina para seguir dañando el entorno ecológico, apuntó.

“Lo van a seguir dañando, como han hecho con la selva, con muchas otras cosas, cenotes, ríos que parecen muy bonitos, y su sistema de publicidad hace que la gente quiera visitarlos, pero que, finalmente, dañan el flujo de la corriente de los ríos subterráneos; y lo que han hecho en el lecho marino, estos camiones y piedras, es verdaderamente grave”, manifestó.

Hay que recordar que Grupo Xcaret construye una marina que tendrá una capacidad para el atraque de 15 embarcaciones, y que pone en riesgo las zonas arrecifales de Sábalos y Tortugas, que están en riesgo de desaparecer.

Este fin de semana, el grupo empresarial comenzó el vertido de material para hacer sus escolleras, lo que generó una gran reacción por parte del sector ambientalista y el repudio de pescadores y prestadores de servicios náuticos que no podrán ya disfrutar con los turistas de este lugar que cuenta con una importante riqueza biológica.

Aracely Domínguez recordó que no es la primera ocasión en que este Grupo es favorecido por las autoridades ya que en el pasado le dieron la concesión para explotar la caleta de Xel Ha. “Por años les dieron la concesión de manera irresponsable, de un patrimonio de los quintanarroenses, y no pagaban impuestos”.

“Es muy doloroso ver que el crecimiento de Quintana Roo ha sido a costa de la naturaleza, y a costa del bienestar social porque independientemente que la gente puede llegar a tener un empleo, el daño que se hace a su vida, por los tipos de empleo que se ofrecen, genera mucho daño”, consideró la ambientalista.

Aunque el proyecto ya cuenta con los permisos federales, estatales y municipales, Aracely Sandoval hizo un llamado tanto a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y a la Procuraduría Ambiental del Estado, así como a la misma empresa “para que dejen de dañar, porque no necesitan hacer nada de lo que hacen para generar más ingresos que son sólo para ellos”.

You may also like