Santiago Nieto sale de la UIF tras el escándalo de su boda

por Redaccion
46 Visto

La Jornada/Roberto Garduño, Fabiola Martínez, Dora Villanueva y Braulio Carbajal

Foto tomada del Twitter de @GOBIERNOMX

Después de conocerse pormenores de su boda en Antigua Guatemala, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, presentó su renuncia al cargo, misma que le fue aceptada. Por instrucciones de la Presidencia de la República se designó a Pablo Gómez Álvarez como su sucesor, quien anoche tomó posesión del puesto.

La determinación se produce en medio de la desaprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador a lo sucedido en torno al enlace matrimonial del ahora ex funcionario federal con la consejera del INE Carla Humphrey, así como por la cauda de invitados, entre empresarios, políticos panistas y funcionarios del gobierno, a la ceremonia organizada en la ciudad colonial guatemalteca.

El comunicado emitido por la Presidencia señala: “Por instrucciones del Presidente de la República, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, dio posesión a Pablo Gómez Álvarez como nuevo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera a partir de este día. Gómez Álvarez releva a Santiago Nieto Castillo, quien asumió el cargo desde el 1° de diciembre de 2018 y presentó su renuncia al jefe del Ejecutivo federal el día de hoy”.

Pablo Gómez, subraya el documento, es economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), catedrático y ex legislador; “destaca por su trayectoria a favor de causas sociales y derechos humanos a partir del movimiento estudiantil de 1968 y en distintas etapas históricas del país”.

Si bien se advierte en el comunicado de la Presidencia que Santiago Nieto habría presentado la renuncia a la UIF, de acuerdo con fuentes consultadas por este diario, la salida ocurrió porque el mandatario le solicitó dejar el cargo una vez que se revelaron sus afanes por la boda con Humphrey, la cual se consideró fuera de lugar en el gobierno de la Cuarta Transformación y derivó en un escándalo mediático. Incluso se refirió que López Obrador, en su conferencia matutina de ayer, adelantó la pérdida de confianza en ese funcionario, quien desde 2018 había sido prohijado en el entorno presidencial.

Antes de medianoche, Santiago Nieto reaccionó en un tuit: “Antes de que pudiera afectarse al proyecto, por las críticas derivadas de actos de terceros relacionados con un evento personal y trasparente, preferí presentar mi renuncia como titular de la UIF. Mi lealtad es con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Mi amor para Carla Humphrey”.

Apenas hace cinco días, presumió en su cuenta de Twitter la dedicatoria del presidente López Obrador, en una copia de su más reciente libro. El mandatario le escribió: “Para Santiago Nieto, mi amigo y servidor público de verdad, con principios y dimensión social”.

En redes sociales el asunto se colocó rápidamente en tendencia y algunos usuarios preguntaban por qué en el anuncio no estaba el titular de Hacienda y por qué el Presidente había tomado esa decisión en momentos en que estaba fuera del país (se encuentra en Nueva York para encabezar este martes una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU).

Otros escribían con sarcasmo que era el precio de una boda, en referencia al enlace que se conoció el fin de semana, en principio no por el suceso social, sino por la revelación que la ahora ex secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix, había viajado en un avión privado donde, además, la policía guatemalteca halló miles de dólares propiedad de un directivo de un periódico al que a diario hace mención –y critica duramente– el Presidente.

Salida de la PGR

En octubre de 2017, el encargado de despacho de la entonces Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, exigió a Nieto la renuncia al cargo de fiscal especializado en delitos electorales por haber trasgredido normas de conducta en esa instancia. La respuesta del responsable de la Fepade fue argumentar la objeción de despido y permaneció una semana más en esa disputa con su superior. Finalmente, cedió a la presión del gobierno de Enrique Peña Nieto y aceptó retirarse, una vez que se había generado una polémica en los medios de comunicación.

Su destitución ocurrió luego de que en un foro de la Facultad de Derecho de la UNAM declaró que un ex funcionario federal implicado en el caso Odebrecht le había pedido salir a aclarar su inocencia.

Ese funcionario era Emilio Lozoya Austin, quien fue director de Petróleos Mexicanos durante el primer tramo de la administración de Peña Nieto, lo que llevó a Elías Beltrán a destituirlo por transgredir “lo dispuesto en el código de conducta” de la dependencia.

Santiago Nieto llegó a la UIF precedido de una licenciatura en derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro y un doctorado en derecho con mención honorífica por la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM. Es especialista en temas electorales y de combate a la corrupción.

Además de diversos cargos en organismos electorales, como asesor jurídico en el Instituto Federal Electoral, secretario de Estudio y Cuenta, jefe de Unidad de Investigación y Difusión en el Tribunal Electoral del Poder Judicial y magistrado en la Sala Regional Toluca, también colaboró como investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM de 2014 a 2015, fue profesor en varias universidades y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel II.

You may also like