Se presentó el nuevo gobierno alemán: estos son sus objetivos

por Redaccion
33 Visto

Casi dos meses después de las elecciones generales, el próximo gobierno alemán presentó en Berlín sus objetivos políticos tanto nacionales como internacionales.

dw.com

“Atreverse a avanzar: coalición por la libertad, la justicia y la sostenibilidad” es el título del acuerdo de coalición entre el partido socialdemócrata SPD, Los Verdes y el liberal FDP. El texto, elaborado en aproximadamente dos meses de negociaciones, cuenta con 178 páginas divididas en diez capítulos. Los primeros temas están dedicados a educación y digitalización, seguidos de protección climática.

Más turbinas eólicas y techos solares

Los socios de la coalición establecieron una demanda de electricidad de Alemania significativamente más elevada que el gobierno anterior, a 750 teravatios/hora. El objetivo del gobierno sigue siendo reducir las emisiones de CO2 en un 55 por ciento hasta 2030. Sin embargo, la energía eólica y la energía solar deberían expandirse con mucha más rapidez: el 80 por ciento en vez del 65 por ciento de la electricidad debería provenir de energías renovables hasta 2030. Un objetivo muy ambicioso.

Los techos solares deberían ser obligatorios para edificios comerciales, y normativos en edificios privados. Así se triplicaría la producción de energía solar. Hasta ahora hay 31.000 aerogeneradores en Alemania. La tasa de expansión debería multiplicarse por siete.

Los Verdes, lograr lo (casi) imposible

Habrá una cartera de nueva creación que combina áreas de economía, protección climática y competencias del ministerio de medio ambiente anterior. Será administrada por Los Verdes, y abordará la transición energética. Según el acuerdo de coalición, lo “ideal” sería desconectar la última central eléctrica de carbón en 2030. Hasta el momento, se había planeado hacerlo en 2038. La expresión “de manera ideal” revela que Los Verdes no pudieron imponerse en este punto ante el SPD y el FDP, que favorecen un plazo más largo para el carbón.

El líder del FDP, Christian Lindner, describió el proyecto como “el programa de protección climática más ambicioso” de todas las naciones industrializadas. Los únicos límites los pone la física, dijo el político.

Política exterior en las últimas páginas

El capítulo siete trata sobre “La responsabilidad de Alemania con Europa y el mundo”. Esta área consta de 28 páginas y se divide en tres capítulos: “Europa”, “Integración, migración, desplazamiento” y “Asuntos exteriores, seguridad, defensa, desarrollo, derechos humanos”.

Además, habrá un Ministerio de Cooperación y Desarrollo Económicos (BMZ) en el futuro, con el fin de destacar el papel y la necesidad del compromiso humanitario de Alemania. La cartera será asumida por los socialdemócratas, que también estarán a cargo de los Ministerios de Defensa e Interior y, por lo tanto, de los temas migratorios. El Ministerio de Relaciones Exteriores estará en manos de Los Verdes. El FDP no estará directamente involucrado en política exterior.

La coalición reafirma su apoyo hacia el movimiento democrático y hacia Ucrania. Sin mencionar a Rusia, exigen “el fin inmediato de los intentos de desestabilización contra Ucrania, la violencia en el este de Ucrania y la anexión ilegal de Crimea”.

China es también un asunto relevante para el nuevo gobierno. En el acuerdo se menciona la competencia y la rivalidad de sistemas. Para poder “hacer realidad nuestros valores e intereses” en esta rivalidad sistémica, “Alemania necesita una estrategia global para China” en el marco de la política común UE-China.

Promover la cooperación internacional

“Para nosotros, la seguridad de Israel es una cuestión de Estado”, según las palabras del futuro gobierno, que perseguirá la creación de una organización juvenil germano-israelí.

Con respecto a la situación en Turquía, la coalición ve muchos “hechos políticos internos preocupantes y tensiones en política exterior” y, por eso, no quiere abrir nuevas conversaciones de adhesión a la UE.

En el campo de la política exterior, se quiere fortalecer el lazo con las Naciones Unidas, la institución más importante de orden internacional, y enfatizar el multilateralismo y la cooperación conjunta. Esto  es algo que también se defenderá durante la próxima presidencia alemana en el G7.

Actuar más con una Europa unida

Según el programa, la coalición pide una “verdadera política exterior, de seguridad y de defensa común en Europa”. La UE debe ser más capaz de actuar internacionalmente y de manera más unida. También se menciona una mayor cooperación entre los ejércitos nacionales con estructuras de mando conjuntas y un cuartel general cívico-militar.

En cuanto a política de defensa, una comisión de investigación parlamentaria “elaborará” la misión de evacuación de la misión de la Bundeswehr en Afganistán. Además, una comisión de investigación examinará desde una perspectiva científica el despliegue total de 20 años de soldados alemanes en el Hindu Kush. Esto ayudará a gestionar las futuras misiones alemanas en el extranjero.

Abolir las prohibiciones laborales

Además, con la “política de migración e integración”, los partidos planean un “nuevo comienzo hacia un país moderno de inmigración”. La migración debería diseñarse de manera “proactiva y realista” y reducir la “migración irregular”. Entre otras cosas, debería acelerarse y digitalizarse la expedición de visados.

El final del acuerdo de coalición es explosivo en términos de política europea. Está estipulado que Los Verdes puedan nombrar a un/a comisario/a de la UE en caso de que no haya presidente de la Comisión de la UE de Alemania. Algunos observadores creen que el nuevo gobierno no apoyaría un segundo mandato de la actual presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

(rmr/ms)

You may also like