Alistan vuelos en dron como atractivo turístico en Tulum

por Redaccion
116 Visto
  • La firma será la primera en ofrecer el servicio en América Latina; filosofía de operación del negocio es de minimizar emisiones de CO2 y aprovechar al máximo las energías renovables

Los Amigos de Tulum se perfila para ser el primer grupo empresarial sustentable que realice en México y América Latina vuelos en dron como atractivo turístico. La era de la movilidad aérea urbana y de los vehículos autónomos de pasajeros está en marcha.

Su fundador y presidente, Nico Wilmes, pagó medio millón de dólares al fabricante chino eHANG para adquirir el equipo que recibió en el 2020, semanas antes de que iniciara la pandemia, lo que retrasó sus planes de ofrecer nuevas experiencias de viaje.

En el dron se podrán hacer recorridos de dos pasajeros. En una primera etapa con una distancia máxima de 35 km y a una velocidad que puede llegar a los 130 km por hora. La autonomía es de media hora.

“Estamos entusiasmados con el proyecto. Una parte de nuestro equipo se encuentra en la Ciudad de México realizando los trámites necesarios ante la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) para obtener una licencia experimental y empezar a hacer las pruebas de vuelo aquí en Tulum, como sucede ya en otros países (China, Japón, Estados Unidos, Qatar o Viena).”, comentó.

Por lo pronto, el directivo del grupo (que también cuenta con automóviles eléctricos Tesla y la primera turbina eólica residencial de eje vertical en el continente americano) no ofrece alguna fecha, pero promete que en el corto plazo un viaje en dron “permitirá a los turistas explorar nuevas áreas que antes eran difíciles o imposibles de alcanzar, además de brindar una nueva perspectiva a las maravillas de la Riviera Maya”.

Eventualmente el equipo podrá ser útil para atender emergencias de salud o desastres naturales. Sustentable al 100%.

Los Amigos de Tulum tienen como negocio central los bienes y raíces, por lo que en sus futuros desarrollos ya están contempladas plataformas para despegues y aterrizajes de drones. También han creado verticales de energía, spa, gimnasio, restaurantes y hasta un cine para la creciente población, nacional e internacional, del atractivo destino donde se planea exista un nuevo aeropuerto y pasará el Tren Maya.

En entrevista, Wilmes (de origen alemán) recordó que fundó el grupo hace diez años luego de visitar el destino como turista e identificar el gran potencial de generar proyectos totalmente sustentables y aprovechar la energía natural.

Como primer negocio creó Casa Los Amigos, alimentada por energía solar y equipada con las comodidades necesarias para tener una estadía sin preocupaciones en el Caribe, incluso un gimnasio de selva rústico completamente funcional y servicio de concierge.

A la fecha, dijo, ha invertido unos 100 millones de dólares y una parte fundamental de su financiamiento es la preventa de sus desarrollos inmobiliarios.

– ¿Qué porcentaje de lo que has planeado hacer en Tulum has concretado?.

– La verdad es que estoy arriba de mis sueños. Iban a ser proyectos pequeños, pero el crecimiento planeado y ordenado que hemos tenido nos tiene feliz por lo que podemos aportar a este lugar, que es el lugar donde vivimos. Ahora estamos concentrados con 101 Park Tulum (con su socio Inmobilia) que es un gran proyecto que tiene departamentos de lujo donde el mar se encuentra con la selva.

– ¿En qué momento te acercaste a la tecnología?

– Me fascinaba desde niño. En Alemania no hay muchos recursos naturales (petróleo o sol) y por eso se hace mucha innovación. Yo estudiaba administración, aunque no terminé porque ya estaba haciendo mi primera empresa. Tengo claro que el potencial natural de México es grande y se debe combinar con tecnología. Pensé: alguien lo tiene que hacer y me quedé.

– ¿Cómo fue el acercamiento con eHANG?

– Encontré información en internet, los busqué y fui directamente a platicar con ellos. Me dijeron: no tenemos representación en América Latina. Muchos quieren hacer negocio con nosotros, pero nadie viene. Tú fuiste el único que está acá y eso nos gusta. Tuve la oportunidad de volar en un dron como el que compré. Estoy convencido de los beneficios que va a generar a Tulum y a México.        El Economista/Alejandro de la Rosa/Enviado

You may also like