Después de 19 años y millonaria inversión, abren al público la Megaescultura en Chetumal

por Redaccion
80 Visto

Después de 19 años de que iniciaron las obras y con una inversión superior a los 400 millones de pesos, la Megaescultura de Chetumal fue abierta al público y presentada como un espacio recreativo y cultural, que será para disfrute de las y los quintanarroenses y visitantes, un nuevo producto turístico que atraerá a más personas.

El proyecto arrancó en febrero de 2003, durante el sexenio del gobernador Joaquín Hendricks Díaz, quien anunció que la obra estaría a cargo del escultor Enrique Carbajal, mejor conocido como “Sebastián”, quien terminó enfrentado con el gobierno por cambios al proyecto original.

Se dijo en su momento que el Monumento al Mestizaje Mexicano albergaría un museo, un planetario, acuario, sala de fiestas, restaurante-mirador, un área comercial y de exposiciones, tres elevadores y el mirador principal con telescopios desde donde se podría observar parte de la ciudad, el mar Caribe y Belice.

La obra, cuyo edificio principal tiene una altura de aproximadamente 67 metros de altura, provocó grandes expectativas, incluso empresarios y promotores del proyecto la compararon con la Torre Eiffel de París y la Estatua de la Libertad, de Estados Unidos; se impulsaría el turismo y la cultura de Quintana Roo en el sur del estado.

Terminó el sexenio de Hendricks Díaz y comenzaron las críticas por supuestas irregularidades en la construcción y en la transparencia de recursos, en donde solo se favorecía al escultor; en dos años se erogaron más de 150 millones de pesos para el proyecto.

En el periodo de Félix González Canto se erogaron más de 30 millones de pesos, con Roberto Borge Angulo, alrededor de 110 millones de pesos y finalmente con Carlos Joaquín como 70 millones de pesos; todos fueron recursos públicos.

Este sábado, a 15 días de terminar su mandato, el gobernador Carlos Joaquín cortó el listón inaugural de la Megaescultura, acompañado de la diputada federal Yeidckol Polevnsky y Artemio Santos, representante de enlace de la gobernadora electa Mara Lezama.

Dijo que la Megaescultura tendrá áreas para actividades recreativas y eventos culturales; el interior cuenta con un museo interactivo, con tecnología inmersiva de proyección en muros y superficies, con sonido envolvente, en tanto en la exterior hay espacios para el disfrute de las familias.

“Es un nuevo producto turístico de primer mundo, de alto nivel, totalmente distinto a lo que hay en otras partes del país”, añadió Carlos Joaquín.

La obra tiene contenidos contemplativos, un museo inmersivo que prácticamente es un centro de estudios digital, con el uso de nuevas tecnologías en materia de audio, iluminación, fotografía y video.

Las proyecciones cuentan experiencias basadas en actividades lúdicas y culturales, así como relacionadas con la flora y fauna de nuestra región; y sus ecosistemas.

You may also like