El mejor

por Redaccion
83 Visto
  • Checo se consagró en Mónaco como el piloto nacional más laureado de todos los tiempos en Fórmula 1 con un triunfo que dio a México una de las mayores alegrías

Una carrera cerebral, pasional, con mística, fortuna y mucho esfuerzo fue la que se vivió ayer en Mónaco con Checo Pérez, quien ganó el Gran Premio de Mónaco llevando a todos los aficionados mexicanos al filo del asiento hasta el último instante.

Este triunfo lo lleva a ser el mejor piloto mexicano de la historia. Ya desde las prácticas y la calificación se veía el gran momento del mexicano en el Principado. Todo el fin de semana lució mejor que Verstappen, su coequipero y actual campeón del mundo.

En la parrilla de salida largó tercero detrás de los Ferrari tras más de una hora de retraso por lluvia. Las calles del pequeño país fueron testigo de cómo cambió la carrera en cuestión de minutos.

Con el cambió de condiciones en la pista, los llamados a pits iniciaron temprano y ahí fue donde errores y aciertos fueron clave para el final.

Ferrari se atragantó con un llamado de sus dos pilotos que les hizo perder segundos valiosos que Red Bull aprovechó con Checo, quien se fue a la punta. El mexicano trabajó su manejo para llevar un buen ritmo y al final, le resultó.

Un choque aparatoso de Mick Schumacher obligó a que todos los autos fueran a boxes, por ende, las 77 vueltas obligatorias quedaron de lado y pasó a definirse por quien llegara primero en punto de las 19:00 horas, tiempo de Mónaco.

Checo estuvo ahí, primero que nadie, empujado por el aliento de millones de connacionales, ilusionados y felices por ver a uno de los suyos imponerse a los mejores en un circuito lleno de historia y recuerdos entrañables.

Así fue como el piloto tapatío rompió el empate con el inolvidable Pedro Rodríguez para ser el piloto mexicano con más triunfos en la F1, y el mundo fue testigo de eso.

El Himno Nacional Mexicano se escuchó en el Principado y la Bandera Nacional estuvo en lo más alto, como Checo, quien no contuvo las lágrimas y dejó plasmada una imagen que se repitió con muchos mexicanos y extranjeros al ver la recompensa a un talento y esfuerzo que aguardó paciente por años para este momento.

El mensaje, además, es claro para su equipo y la F1: hay un piloto que quiere y puede competir por lo más alto junto a Verstappen y Leclerc. / 24 HORAS

You may also like