La sombra del narco detrás de Cuauhtémoc Blanco

por Redaccion
45 Visto

Desde febrero de 2019, cuatro meses después de asumir el cargo como gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco y sus colaboradores más cercanos fueron señalados de tener presuntos nexos con el crimen organizado, lo mismo que 18 alcaldes, siete diputados de todos los partidos, nueve jueces, un senador y dos abogados.

De acuerdo a datos de Infobae, uno de los millones de documentos confidenciales del ejército mexicano filtrados por el grupo de hacktivistas “Guacamaya” confirmó que el ex futbolista y gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, “estableció acuerdos” con un líder narcotraficante.

Según el informe de inteligencia de la Marina fechado el 27 de febrero de 2019 refiere: “Es posible que el grupo delictivo autodenominado Comando Tlahuica se encuentra coludido con el gobernador actual de Morelos, debido al interés que demuestran por la seguridad de este”.

Mientras, en el informe de la Sedena se advierte que, mientras era presidente municipal de Cuernavaca, previo a la gubernatura, presuntamente aceptó un acuerdo con el grupo Comando Tlahuica para que administrara el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de la ciudad.

En tanto, el reporte, con fecha del 14 de mayo de 2019 y marcado con el número de asunto 2090514, detalló que el acuerdo que presuntamente establecieron Blanco y Raymundo Castro Salgado, alias “El Ray”, consistió en que este último podía operar con “absoluta impunidad” en el estado de Morelos siempre y cuando apoyara a Blanco en su “campaña proselitista” y “no calentara la plaza”.

En su momento, Blanco Bravo rechazó estar coludido con actividades y grupos ilícitos, al tiempo en que advirtió que si alguno de sus colaboradores o familiares estuvieran relacionados, no tendrán su apoyo.

“Pero les digo que me investiguen, y a mí y a mi familia, a los secretarios, y caiga quien caiga. Yo no los voy a defender. El que esté involucrado con el narco, con los narcotraficantes, que la pague…”, aseveró el mandatario estatal al subrayar que su gobierno ha denunciado a los que verdaderamente se encuentran relacionados con la delincuencia organizada.

Sin embargo, según seguimiento al gobernador, “El Ray” es el mismo personaje con el que Cuauhtémoc Blanco apareció retratado a principios de año en una polémica fotografía, quien fue identificado como líder de Guerreros Unidos y detenido por un “asunto de tránsito” en Puebla y encarcelado en el penal de Morelos en Xochitepec, donde el 30 de octubre de 2019 fue asesinado durante una falso motín.

Antes de que eso ocurriera, el área de inteligencia de la Sedena recibió el reporte señalado. El documento contenía información aportada de manera privada por otro de los jefes de Guerreros Unidos, Irvin Solano Vera, alias “El Profe”, quien fue otro capo que salió retratado junto a Blanco en una serie de fotografías que se dieron a conocer en 2022.

En los documentos se señala que el cártel de los Beltrán Leyva cuenta “con protecciones de autoridades del exgobernador de Morelos, Graco Ramírez”, y añade que el primer círculo del gobernador Cuauhtémoc Blanco tiene vínculos con células de Los Rojos y del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Los nombres que resaltan son los de José Manuel Saénz Rivera, jefe de Oficina del gobernador; José de Jesús Guizar Nájera, subsecretario de Gobierno; Uriel Carmona Gándara, fiscal general, y Samuel Soto Salgado, consejero jurídico, a quienes se les relacionó directamente con los grupos criminales antes mencionados.

El reporte de inteligencia también señala que Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, presidente de la Cámara de Diputados local, tiene nexos con los grupos de la delincuencia organizada de Guerrero, al igual que varios diputados, el senador Ángel García Yáñez, así como nueve jueces locales que han liberado a delincuentes por “supuestas” faltas de pruebas.

Con información de Infobae y La Opinión

You may also like