Migración: del negocio a la teoría del reemplazo

por Redaccion
123 Visto

Columna: Desde la Casa Blanca     Martha Aguilar       Diario El Independiente

Además de la droga, los migrantes son ahora la “mina de oro” de los cárteles, las ganancias alcanzan niveles nunca antes imaginados, 13 mil millones de dólares al año y el cobro por cruce que va desde 5 mil a 20 mil dólares por persona, una ganancia que sigue subiendo conforme se dificulta la entrada al vecino país. En Alabama, se dan vuelo con el trabajo infantil de centroamericanos en la Hyundai; y los republicanos con su teoría del reemplazo, ya ven a su país dirigido por un “establishment de migrantes” y a los estadounidenses en “la pizca”, a la vez que imaginan a los demócratas celebrando un país multirracial al grito de “¡lo logramos!”.

Los cárteles y los coyotes ganan unos 13 mil millones de dólares al año por cruzar migrantes hacia Estados Unidos. Estos ingresos son 26 veces más jugosos que en 2018 cuando las ganancias eran tan solo de 500 millones de dólares, pero no todo termina en el cruce, para organizar la operación, los cárteles cuentan con una elaborada logística, transporte, vigilancia, escondites y la contabilidad para controlar los recursos.

Durante años, los coyotes se manejaron por su cuenta, pagaban una cuota a los cárteles para mover a los migrantes a través del territorio que controlaban a lo largo de la frontera; por su parte, los traficantes de drogas solo se dedicaron a lo suyo pues el contrabando de estupefacientes siempre fue más rentable. La situación cambió en 2019, dijo Patrick Lechleitner, subdirector interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, al Congreso el año pasado. La gran cantidad de personas que buscan cruzar el río aumentó en buena medida lo que hizo que el tráfico ilícito de migrantes se convirtiera en un atractivo generador de dinero irresistible para los cárteles, dijo Lechleitner al New York Times. Las ganancias que se calculan en 13 mil millones de dólares, se generan exclusivamente de este tráfico de personas, es decir, están “limpias” de venta de drogas. De esta manera, los cárteles se dan el lujo de organizar los cruces con transporte, halcones que vigilan la operación, escondites en lugares clave, etc.

Las cuotas varían entre 4 mil dólares para los migrantes provenientes de América Latina, y 20 mil dólares si son deben trasladarse desde África, Europa del Este o Asia, señala Guadalupe Correa-Cabrera experta en el tráfico de migrantes de la Universidad de George Mason. Un mexicano, Teófilo Valencia, pagó 10 mil dólares por “pasar” a sus dos hijos de 17 y 19 años, los dos murieron en el tráiler de San Antonio.

Según el NYTimes, el Título 42, la orden pública autorizada por Trump al inicio de la pandemia del Coronavirus, ha autorizado la expulsión inmediata de los migrantes que son atrapados cruzando la frontera ilegalmente, lo que permite que intenten el cruce una y otra vez sin éxito. Esta situación ha provocado una escalada en el número de encuentros con migrantes en la frontera, para el año fiscal 2021, la cifra llegó a 1.7 millones, una cifra atractiva y un negocio redondo para los traficantes.

Las operaciones de “cruce” varían de acuerdo a la organización. Algunos migrantes son trasladados en avión, otros en autobús y vehículos privados. En algunas zonas fronterizas como en el estado de Tamaulipas, los traficantes colocan bandas codificadas en las muñecas de los migrantes para indicar que “la mercancía” es de su propiedad y qué servicios están recibiendo. Es una organización “que nunca se podría imaginar hace unos cinco o diez años”, dijo Correa-Cabrera.

Grupos de familias centroamericanas que cruzaron el Río Bravo en La Joya, Texas, llevaban brazaletes azules con el logotipo del Cartel del Golfo, un delfín y la palabra “entregas”, lo que significa que tenían la intención de entregarse a las autoridades estadounidenses y buscar asilo. Una vez que cruzaron el río, ya no eran asunto del cartel. Lo más seguro es que no pasaron de la zona fronteriza y fueron regresados a México. Una operación diferente es utilizada en el caso de los migrantes que cruzan y son transportados al interior de Estados Unidos en autobuses, los pasan en pequeños grupos y después los reúnen y suben en un autobús. Estos transportes se mezclan con los 20 mil camiones que cruzan diariamente en la autopista I-35 hacia y desde Laredo, Texas, el puerto terrestre más concurrido de Estados Unidos. Los agentes de la Patrulla Fronteriza inspeccionan solo una fracción de todos los vehículos para garantizar la fluidez del tráfico normal.

MIGRACIÓN: ABARATA LOS SUELDOS ESTADOUNIDENSES

Según el portal Breitbart, la “entrega” ilegal de los cárteles de 2.6 millones de migrantes se suma a la enorme avalancha admitida por el gobierno de Biden. Al menos 2 millones de inmigrantes legales, trabajadores estacionales a corto plazo y trabajadores con visa de cuello blanco a largo plazo, han sido autorizados por la administración.

En general, dice Breitbart, Biden está en camino de permitir que tres migrantes ingresen al país por cada cuatro estadounidenses nacidos entre 2021 y 2022. Esta ola masiva de trabajadores, consumidores e inquilinos extranjeros está inclinando el libre mercado a favor de los CEO (directores ejecutivos) e inversores. Es decir, esta situación permite a los inversionistas reducir los salarios de los estadounidenses, aumentar los precios de las viviendas, minimizar la inversión competitiva lo que permite a los nacionales ganar más dinero cada día.

La avalancha de mano de obra barata también está fomentando la contratación de una fuerza laboral de niños trabajadores, tema que había sido eliminado en la experiencia migratoria en la década de 1930. Reuters se enteró de trabajadores menores de edad en la propiedad de Hyundai, esto tras la desaparición en febrero de un menor migrante guatemalteco de la casa de su familia en Alabama. El artículo de Reuters “La subsidiaria de Hyundai ha utilizado trabajo infantil en la fábrica de Alabama” señaló: la niña, que cumple 14 años este mes (julio 2022) y sus dos hermanos de 12 y 15 años, trabajaron en la planta SMART Alabama LLC a principios de este año y no iban a la escuela, según personas familiarizadas con su empleo. Su padre, Pedro Tzi, confirmó a Reuters la información, indica Breitbart.

El artículo también incluyó declaraciones de otros trabajadores sobre niños que desempeñaban trabajos con el proveedor de piezas con sede en Alabama, empleos que de otro modo habrían estado en manos de estadounidenses.

MIGRACIÓN DE EXTRACCIÓN

Desde 1990, el establishment de Washington ha extraído decenas de millones de migrantes legales e ilegales, además de trabajadores con visas temporales, provenientes de países pobres para servir como trabajadores, gerentes, consumidores e inquilinos para varios inversionistas y directores ejecutivos de los Estados Unidos.

Según Breitbart, esta política económica federal de Migración de Extracción, ha sesgado el libre mercado en los Estados Unidos al inflar la oferta de mano de obra en beneficio de los empleadores. La política inflacionaria hace que sea más difícil para los estadounidenses comunes casarse, avanzar en sus carreras, criar familias o comprar casas.

La migración de Extracción también ha ralentizado la innovación y disminuido la productividad de los estadounidenses, en parte porque permite a los empleadores aumentar los precios de las acciones mediante el uso de mano de obra barata en lugar de tecnología que aumenta la productividad.

También la migración socava los derechos laborales de los empleados y amplía las brechas de riqueza regional entre los grandes estados costeros de los demócratas y los estados centrales y del sur de los republicanos. La avalancha de mano de obra barata inclina la economía hacia empleos de baja productividad y expulsa al menos a diez millones de hombres estadounidenses de la fuerza laboral, dice Breitbart.

Y también se cuela en Breitbart la teoría del reemplazo: “La política económica está respaldada por progresistas que desean transformar a Estados Unidos de una sociedad gobernada por la cultura cívica de origen europeo a un imperio dirigido por el progreso de grupos de identidad competitivos y resentidos”, señala el portal.

“Estamos tratando de convertirnos en la primera superpotencia multirracial y multiétnica del mundo”, dijo el representante Rohit Khanna (Dem. California) al New York Times en marzo de este año. “Será un logro extraordinario…al final triunfaremos”, afirmó.

La estrategia económica similar al colonialismo de los progresistas, mata a muchos migrantes. Explota a los extranjeros pobres y divide a las familias extranjeras a medida que extrae recursos humanos de los países de origen pobres para servir a los ricos inversores estadounidenses. Esta política migratoria también minimiza la presión de los accionistas sobre las empresas estadounidenses para que construyan un comercio beneficioso y complementario con las personas en los países pobres, señala el portal.

You may also like