Rusia ‘enfría’ a Europa por escasez de gas

por Redaccion
102 Visto
  • Los miembros de la Unión Europea han decidido reducir el 15% del consumo de gas ante el corte casi total del suministro ruso

Países en Europa se alistan a una posible escasez de gas y de cortes a la energía eléctrica ante la crisis por la tensión con Rusia y la campaña de invasión a Ucrania que inició hace 6 meses.

El momento más reciente que marca una señal de lo que ocurriría en meses próximos fue el récord de precios de electricidad registrado el viernes pasado, en específico en Alemania y Francia, en donde se llegó a precios de 995 y 1,100 euros por megavatio/hora, muy por encima de la tarifa de 85 euros de hace un año.

El aumento sin control en la factura se debe, principalmente, a la decisión de Rusia para reducir el suministro de gas proveniente de ese país a las naciones que han manifestado su apoyo a Ucrania ante el conflicto entre ambos, en lo que Occidente considera una respuesta a las sanciones que este impuso a Moscú.

Con la escasez generada por la represalia rusa, el precio del gas se ha disparado y, por ende, también el de la electricidad, debido a que el 20% de la energía eléctrica usada en Europa se genera en centrales que todavía funcionan con gas.

Desde fines de julio pasado, los 27 miembros de la Unión Europea firmaron el compromiso de reducir hasta en 15% su consumo de agosto dentro del periodo entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023.

Ante la situación, los gobiernos de cada uno de los países han comenzado a aplicar medidas para ahorrar energía, que incluyen el uso de menos calefacción hasta el cierre y suspensión de actividades de algunas fábricas, pasando incluso por la clausura temporal de piscinas.

Desde julio, la primera ministra de Francia, Elisabeth Borne, solicitó a sus gobernados no encender el aire acondicionado con una temperatura menor a 26 ºC, en tanto que la calefacción en oficinas y centros de trabajo se mantuviera a un máximo de 19 grados centígrados.

El tope de 19 ºC también comenzará a aplicarse en todas las administraciones públicas en Alemania, en tanto que para lugares donde los trabajadores realizan esfuerzo físico se mantendrá en 12 grados centígrados.

España, por su parte, limitará el aire acondicionado en 27 °C para comercios, cines, teatros y centrales de transporte público como aeropuertos y estaciones de tren.

Estos tres países también decidieron prohibir la publicidad luminosa durante la madrugada. Austria, incluso, decidió no iluminar su avenida principal por las fiestas de fin de año. / Con información de AFP

You may also like