“Tic tac, el cambio climático es ahora”: una exposición que llama a la acción

por Redaccion
124 Visto

El Museo de Memoria y Tolerancia aloja una muestra temporal para cambiar la visión de los visitantes sobre el medio ambiente y su responsabilidad ante la crisis.

El cambio climático global ya ha tenido efectos notables en el medio ambiente. Los glaciares se han reducido, el flujo de agua en los ríos y lagos está desapareciendo, los ecosistemas se ven afectados por el incremento en la temperatura.

Los efectos que los científicos habían predicho en el pasado como resultado del cambio climático ya están ocurriendo ahora: la pérdida de hielo marino, el aumento acelerado en el nivel del mar y las olas de calor más largas e intensas.

Por ello, el museo de memoria y tolerancia incorpora a sus salas la exposición temporal “Tic Tac, el cambio climático es ahora” la cual busca cambiar la visión de los visitantes en cuanto a la responsabilidad individual y colectiva y su impacto en el planeta.

“Buscamos realmente comprender que nosotros tenemos el poder; los consumidores somos quienes decidimos hacía dónde va un mercado y si nosotros exigimos a las compañías que no hagan greenwashing , que no nada más nos digan que este producto es verde, sino entender porque es verde, como realmente están ofreciendo soluciones para nuestro planeta”, comentó en entrevista para Expansión, Sharon Zaga Mograbi cofundadora y directora del Museo Memoria y Tolerancia.

Los cambios que todos debemos hacer

El Museo de Memoria y Tolerancia ha buscado por casi 10 años de historia difundir el respeto a la diversidad y la tolerancia mediante el uso de exposiciones de genocidios y fenómenos sociales que han marcado la historia global.

“El museo habla de la capacidad destructiva del ser humano y no creo que ninguna otra situación se vea reflejado en nuestra capacidad destructiva como lo que le estamos haciendo a nuestra especie, a nuestro hogar, a nuestro planeta”, señaló la directora del museo.

Por otra parte, el museo busca que las personas que visiten el museo sean conscientes del peso de las decisiones de consumo que hacen, “que tus decisiones cuentan, que si nosotros vamos a quedarnos sentados esperando a que alguien más lo haga por nosotros, eso no va a suceder”, indica Zaga Mograbi.

“Repito, es empoderar nuestra decisión de consumo, de votación, nosotros lideramos el cambio climático, los millones de personas que tomamos decisiones a diario, de lo que compramos, comemos, vestimos. Y así es como entonces los grandes líderes toman decisiones de cambio”, dijo.

Indicadores claves del cambio climático batieron récords en 2021, según la ONU

Como parte de la exposición, el Museo de Memoria y Tolerancia lanzó una plataforma titulada “¿Qué cambio puedo hacer yo?”, que sugiere a los usuarios maneras en las que puede cambiar, poco a poco, su estilo de vida para hacer más sostenible.

“Es como cuando nosotros pensamos en ser tolerantes y yo me quisiera convertir en Gandhi, no tengo que ser un Gandhi para ser un activista, simplemente tengo que ir tomando pequeñas decisiones, cuando esas decisiones las tomamos millones de personas si cambiamos al mundo”, señala.

El cambio climático: un problema de todos

Las grandes corporaciones y las familias en el mundo son quienes más contribuyen al cambio climático a través de la sobre explotación de los recursos, la alimentación basada en carne y sus patrones de consumo en general.

Paradójicamente, es la población más pobre y en condiciones de mayor vulnerabilidad quien más padece y padecerá los efectos de habitar un planeta que cada día se queda sin recursos naturales.

“Todos somos igualmente vulnerables porque en 10 años vamos a vivir en un mundo a la edad que te toque, si te toca a los 10 años o a los 20 o a los 50 o a los 70 es irrelevante, en ese momento vas a ser vulnerable, simplemente los que vamos a tener 60 años por lo menos tuvimos una vida normal, en cambio quienes están naciendo hoy van a conocer su vida alterada y ni siquiera entendemos a qué nivel”.

Zaga Mograbi también reiteró que los huracanes, las olas de color y otros desastres que ocurren no son fenómenos naturales, sino que han sido provocados por el consumo desmedido de los seres humanos.

“Lo único que le pido a los lectores es que dejemos de mirar lo que está ocurriendo, las olas de calor, los desastres naturales no son naturales, son provocados por nuestro consumo desmedido”.

La exhibición estará abierta todo lo que resta de 2022.

“La extendemos debido a la pandemia porque creo que no hay un momento más importante para visitar una exposición del cambio climático después de lo que acabamos de vivir, fuimos todos vulnerables, nos sentimos en el peligro real de perder nuestra vida, no pudimos trabajar, no pudimos convivir, nos alteró nuestra vida y esto viene de lo mismo, sin duda los virus, toda esta exposición de fenómenos meteorológicos extremos incrementa si nosotros continuamos con esta actividad de consumismo ilógico y desmedido”.  

expansion.mx/Josep Rodríguez                Foto: Jesús Almazán/Expansión

You may also like