Preside la SCJN primera mujer, de carrera judicial y distante de la 4T

por Redaccion
36 Visto
  • Ministra que sustituye a Arturo Zaldívar obtiene 6 votos; destaca en primer discurso decisión de romper lo que parecía el inaccesible “techo de cristal”; desde 1988, su trayectoria en el PJ; ha sido crítica de reformas de este gobierno; su elección concita arropo de sus pares, legisladores, partidos, INE, IP…

 La Razón/Magali Juárez

A dos siglos de que el primer tribunal se erigió en México, este 2 de enero llegó la primera mujer a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF): Norma Lucía Piña Hernández.

Profesora de educación primaria, con licenciatura en Derecho y diversos estudios de posgrado en materias judicial y legislativa, entre otras, y respaldada por una trayectoria laboral en el Poder Judicial desde 1988, fue nombrada ministra en diciembre del 2015, al ser propuesta por el expresidente Enrique Peña Nieto para ese cargo.

El cargo que a partir de ayer ocupa —y hasta el 31 de diciembre del 2026— lo consiguió con seis votos a su favor, logrados luego de tres rondas de en el pleno de la Corte, cuya sesión fue dirigida por el ministro decano, Luis María Aguilar Morales.




Junto a los otros cuatro aspirantes —la ministra Yasmín Esquivel Mossa y los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Javier Láynez Potisek y Alberto Pérez Dayán—, obtuvo más de un voto de sus pares, por lo que ninguno de los cinco fue desestimado para la primera vuelta.

En segunda ronda de votación, tres ministros quedaron fuera y el pleno tuvo que decidir en una tercera ronda entre Piña Hernández y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien finalmente consiguió cinco votos, frente a seis de la ministra.

Instantes después del conteo, Norma Piña se levantó del asiento que ha ocupado en los últimos siete años y rindió protesta para hacer guardar la Constitución.El acto fue seguido por aplausos de los ministros, y el abrazo e intercambio de palmadas en la espalda con Aguilar Morales.

“Ni victoriosa ni triunfante”, declaró la ministra, al pronunciar como presidenta su primer discurso ante el pleno.

“Triunfa quien consigue la victoria; victorioso, quien obtiene superioridad o ventaja del contrario. Ni victoriosa ni triunfante. Hoy me dirijo a ustedes honrada, comprometida, responsabilizada, obligada jurídica y moralmente a representarlos, a representar al Poder Judicial de la Federación con convicción, entrega, con la pasión y honestidad, como lo he intentado hacer los últimos 34 años de mi vida al interior de esta gran institución a la que tanto le debo y quiero”, exclamó.

La decisión tomada, dijo, es resultado de un “arduo” proceso al interior del máximo tribunal del país, “espejo de la complejidad nacional y, consecuentemente, institucional que estamos viviendo”.

“Electores y candidatos analizamos muy diversos escenarios partiendo de nuestras convicciones y prioridades institucionales; transitamos de buscar ser elegidos a decidir a quién elegir. El panorama ha sido incierto hasta el último momento, la incertidumbre es un presupuesto de la libertad, dialogamos, discrepamos, construimos, finalmente decidimos”, señaló.

Tras reiterar que “aquí no hay triunfo, no hay victoria”, Piña Hernández dijo que la presidencia es resultado de la mayoría y a ésta se debe y depende.

No omitió recordar que es la primera mujer en ocupar el cargo, por lo que agradeció el voto de sus compañeros por “la importantísima determinación de la mayoría de romper lo que parecía un inaccesible techo de cristal”.

Expresó que, además de las y los ministros, también representa a las mujeres, de quienes dijo sentirse acompañada, respaldada, acuerpada: “Me siento muy fuerte porque sé que estamos todas aquí, nos colocamos por primera vez al centro de la herradura de este tribunal pleno, demostrando y demostrándonos que sí podemos. Agradezco a las que siempre han creído, a las que no se han cansado de intentar cambios que poco a poco arrinconan nuestra cultura patriarcal. Honro, en este momento, a las que —ya— no están; trabajaremos, nos esforzaremos todos los días, por una sociedad más justa, más igualitaria, sin violencia contra las mujeres; ese es un anhelo, que no les quepa duda”. Aunque se antoja la magia y el ilusionismo, dijo al tiempo de ofrecer una representación basada en el estudio, la reflexión, acción, autocrítica, honradez y empatía.

“Estoy convencida que sabremos aprovechar la oportunidad que representa todo reto en beneficio del Poder Judicial de la Federación, en beneficio de nuestro país, en beneficio de México”, concluyó.

Propuestas

​En el proyecto que presentó como candidata, Piña Hernández planteó:

​Estrategias para fortalecer la independencia judicial

La aplicación integral del Sistema Nacional Anticorrupción dentro del Poder Judicial

Renovar el procedimiento de responsabilidades administrativas del órganoCrear un nuevo Código de Ética del Poder Judicial

Emitir un acuerdo sobre medidas anticorrupción

Mejorar la actividad administrativa de la Corte y del CJF por medio de un nuevo esquema de carrera judicial

Ministra ha votado contra planes del actual Gobierno

Antes de aspirar y ser nombrada como ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña se ubicó entre quienes no han apoyado tres de los proyectos bandera de la administración actual.

Entre estos se encuentra una de las promesas que el Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo como estandarte durante su campaña electoral: el enjuiciamiento a los expresidentes.

En una sesión celebrada en el último trimestre de 2020 en la que se discutió la inconstitucionalidad de la consulta sobre este tema, como lo planteó el ministro Luis María Aguilar Morales, la ministra respaldó la propuesta.

Para que el ejercicio impulsado por el mandatario fuera declarado inconstitucional, requería el voto a favor por parte de ocho ministros, pero únicamente logró el de Norma Lucía Piña, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Javier Laynez y Fernando Franco.

Algo similar ocurrió en enero de 2022, cuando la Corte validó la pregunta para la consulta de revocación de mandato, en donde el proyecto que también proponía declarar la invalidez e inconstitucionalidad no alcanzó la mayoría calificada, aunque siete de sus integrantes, entre ellos Piña, votó a favor.

El sufragio por la invalidez también fue aportado por la ministra presidenta cuando se discutió sobre la Ley de la Industria Eléctrica, en abril del año pasado.

Pero el criterio de la ministra también la ha llevado a apoyar otros proyectos vitales de la 4T, como lo hizo el pasado 29 de noviembre, cuando se discutió la controversia constitucional del decreto por el cual se permitió a las Fuerzas Armadas intervenir en tareas de seguridad pública, mientras la GN se capacitaba.

También ha estado a favor de otros temas de interés nacional como los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres mediante el apoyo a la despenalización del aborto.

Arropan elección sus pares, legisladores…

Legisladores, dirigentes de partidos, ministros y consejeros electorales celebraron el nombramiento de Norma Lucía Piña Hernández y la arroparon como la primera mujer al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Incluso, el dirigente morenista, Mario Delgado, y el líder de la bancada guinda en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, exaltaron la elección de la ministra.

Otro punto que varios de ellos destacaron es que se trata de un nombramiento que garantiza la independencia del Poder Judicial.

Tras la elección que se realizó en el máximo tribunal del país, en el Congreso los presidentes de las Mesas Directivas expresaron su reconocimiento.

A la celebración se unió el expresidente de la Corte Arturo Zaldívar. En redes sociales, el ministro calificó este día como histórico para el país por la decisión que tomó el alto tribunal. Además, felicitó a Piña Hernández con la frase que ella utilizó en su discurso para referir que el haber llegado al cargo siendo mujer fue haber roto “uno de los más altos techos de cristal”. “Le deseo el mayor de los éxitos en su gestión al frente del PJF”, expresó.

El presidente del Senado, Alejandro Armenta, felicitó a la ministra presidenta y le expresó sus deseos para que tenga “el mayor de los éxitos en esta encomienda a favor de la #Justicia e #Igualdad de todas y todos los mexicanos”.

A nombre de la Cámara de Diputados, Santiago Creel también externó una felicitación a la ministra. “Le deseo el mayor de los éxitos en su nueva responsabilidad y le refrendo la plena disposición de colaborar como representantes de Poderes del Estado, bajo el inexorable principio de un Estado constitucional democrático”, comentó.

El presidente de Morena, Mario Delgado, celebró que Norma Lucía Piña haya sido elegida como presidenta de la Suprema Corte, ya que es la primera vez que una mujer representará al Poder Judicial.

En su cuenta de Twitter, Delgado señaló que “es otra muestra de la transformación que estamos viviendo”. En un segundo mensaje, deseó que haga un buen trabajo en favor de la justicia en el país.

También el presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, el morenista Ignacio Mier, expresó: “Destaca el hecho de que sea una mujer quien por primera vez encabece el Poder Judicial. Enhorabuena por la justicia y por la igualdad en México”, dijo.

El coordinador del PRD en San Lázaro, Luis Espinosa Cházaro, se pronunció en el mismo sentido, al asegurar que “no sirvieron las presiones del gobierno”.

En la Cámara alta, la senadora de Morena Olga Sánchez Cordero resaltó que es tiempo de las mujeres. “El Pleno de la @scjn eligió, por primera vez, a una mujer para presidirla. Mi reconocimiento a la Ministra Norma Piña y a su destacada trayectoria judicial. Todo el éxito en su gestión frente a la @scjn y el @cjf_mx. Es tiempo de los derechos humanos y es tiempo de las mujeres”, indicó.

La bancada del blanquiazul en la Cámara alta manifestó su respaldo a la ministra Norma Lucía Piña.“Las y los senadores del gru po parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN) nos congratulamos por su elección, y celebramos que, por primera vez en su historia, una mujer presida la Corte.

“Confiamos que el desempeño de la ministra Piña Hernández será acorde a tan importante cargo, pero, sobre todo, que estará a la altura de los retos y circunstancias que enfrenta nuestra nación”, destacó la bancada.

“La elección de Norma Lucía Piña Hernández como presidenta de la @SCJN es una buena noticia no sólo por ser la primera mujer que la preside, sino porque su trayectoria y su independencia hablan por ella”, indicó el líder de la bancada de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda.

De los dirigentes nacionales de las fuerzas políticas, Marko Cortés, del PAN, aseguró que esto representará un equilibrio de poderes y una absoluta defensa de la Constitución en los siguientes cuatro años. El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, destacó que, con esto, el tribunal constitucional ejerció su autonomía.

En el INE también celebraron el nombramiento. “Es una gran noticia para todas y todos contar con una mujer (profesional e independiente), por primera vez en la historia, al frente de la @SCJN. La independencia del Poder Judicial de la Federación será importantísima para la preservación del orden constitucional y para el futuro de nuestra democracia”, publicó Lorenzo Córdova en sus redes sociales.

Ejecutivo descarta que 4T se confronte con PJ

El Gobierno federal no entrará en conflicto con el Poder Judicial (PJ) y tendrá que trabajar con quien resulte presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), advirtió el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Hay que esperar lo que decidan libremente los ministros. Y también, institucionalmente, porque ni modo que vamos a declararle la guerra al Poder Judicial. Institucionalmente, el que quede será reconocido, porque somos autónomos, somos independientes y tiene que haber colaboración, porque por encima de todo está el pueblo de México, y adelante”, manifestó el mandatario, antes de que se realizara ayer la votación en la que la ministra Norma Lucía Piña fue nombrada presidenta de la SCJN.

Agregó que el país tiene asuntos más importantes que deben ser atendidos y no detenerse en el nombramiento del presidente de la Suprema Corte.

“Hay cuestiones muy importantes por ejemplo, el que sigamos combatiendo la inseguridad, la violencia. Lo que le importa a la gente, que siga mejorando el ingreso, que haya empleos, que se controle la inflación; esos son los temas; lo demás no es tan importante”, resaltó el mandatario.

Insistió en que, al identificarla como supuesta candidata del Gobierno para dirigir al Poder Judicial, “los medios de comunicación, los intelectuales y los grandes potentados “iniciaron una campaña en contra de Yasmín Esquivel”.

“Como imaginaron que la ministra Yasmín era, en la mentalidad autoritaria que tienen estas personas, la designada por el Presidente, pobre abogada Yasmín, toda una guerra de potentados, medios de información, columnistas, intelectuales del régimen, vendidos y alquilados, pero una lanzada en contra de la señora”, señaló el mandatario.

López Obrador reiteró que la decisión de los ministros era imponer al más rico de sus integrantes, aunque evitó decir el nombre de quién se trataba.

“No sé si sea el más rico, eso ustedes lo van a investigar, no estoy sosteniendo eso, pero ese ministro fue, antes de ser funcionario público, encargado de un despacho fiscal que defendía a empresas extranjeras. Luego, entra con Fox como director jurídico del SAT”, indicó, antes de que se llevara a cabo la votación en la SCJN.

Reconoció que no cuenta con los apoyos necesarios para imponer al presidente de la SCJN, pero aseguró que “tampoco le importa”, porque su administración no es como otras que, dijo, sí tuvieron la tentación de controlar el Poder Judicial.

“Nosotros no tenemos posibilidad, ni siquiera nos importa; va a ser tarea de los que vengan, van a tener que reformar el Poder Judicial, que está muy mal, pero faltan convicciones, faltan principios; no tengo ninguna injerencia de ningún tipo. Si yo fuese como piensan mis adversarios, quedaría quien el presidente decidiera. No somos iguales, no se puede gobernar sin autoridad moral”, insistió.

En su opinión, si hubiera tomado la decisión de negociar “en lo oscurito”, quedaría lista la presidencia del PJ, pero ha evitado meterse, aun cuando haya tenido dificultades para sostener reformas legales, como la eléctrica.

“¿Qué se hace en la Corte, en el Poder Judicial? Si les digo que para defender la industria eléctrica nacional nos cuesta trabajo, también que se considere a los factureros como delincuentes, porque ahí está la macolla arriba, pero eso no significa que el país esté en manos del conservadurismo”, abundó el mandatario.

You may also like