Una reunión agridulce la de Biden-Xi Jinping

por Redaccion
81 Visto

Una reunión de poco más de cuatro horas en las que los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de China, Xi Jinping, mostraron cierto acercamiento en una reunión destinada a estabilizar la tumultuosa relación bilateral y en la que llegaron a acuerdos para combatir el tráfico de fentanilo y reabrir los canales de comunicación militar, tuvo un final agridulce tras la declaración del estadounidense al llamar “dictador” a su homólogo chino previo a los trabajos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC)

“Esta afirmación es extremadamente errónea y constituye un acto político irresponsable. China se opone firmemente a ella”, dijo hoy la portavoz de Exteriores Mao Ning en una rueda de prensa.

“Cabe señalar que siempre hay personas con motivos ocultos que intentan instigar y socavar las relaciones entre China y Estados Unidos”, agregó la portavoz.

Según Mao, “esas personas son muy conscientes de quién está intentando provocar las relaciones entre China y Estados Unidos” y subrayó que en este aspecto “tampoco tendrán éxito”.

Las palabras de Biden fueron en respuesta a una periodista que preguntó a gritos al inquilino de la Casa Blanca si aún consideraba que Xi era un “dictador”, a lo que el líder estadounidense contestó: bueno, mira, lo es”.

Poco antes había concluido el primer cara a cara en un año entre los dos líderes, una reunión de cuatro horas en la mansión “Filoli”, una idílica propiedad a 40 kilómetros de San Francisco donde también almorzaron y dieron un paseo juntos.

En una recaudación de fondos para su campaña de reelección para las elecciones de 2024 celebrada en junio pasado Biden llamó por primera vez “dictador” a Xi, lo que provocó un gran malestar en el gigante asiático. A lo que sumó el pasado martes, en otro evento de recaudación de fondos en San Francisco y en la víspera de la esperada reunión, afirmaciones de que China tiene “problemas reales” sin especificar exactamente a qué se refería.

Biden y Xi muestran acercamiento y pactan sobre el fentanilo y la comunicación militar

Más allá de los gestos de complicidad, las dos potencias habían dejado claro que el objetivo del encuentro era restablecer las líneas de comunicación para que un incidente arbitrario no desemboque en una crisis de consecuencias impredecibles.

“Hemos acordado que se mantendrán las líneas de comunicación abiertas, incluyendo entre el presidente Xi y yo. Los dos hemos acordado que cada uno de nosotros podrá tomar el teléfono, llamar directamente y se le escuchará de manera inmediata”, detalló Biden en una rueda de prensa posterior al encuentro.

Al respecto, uno de los grandes logros de la reunión fue el restablecimiento de las comunicaciones entre las Fuerzas Armadas de los dos países, que se rompieron hace más de un año tras la polémica visita en agosto de 2022 a Taiwán de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi.

Específicamente, los dos países acordaron que habrá reuniones entre sus titulares de Defensa, intercambios de información entre los líderes militares de las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas y, por último, comunicación entre sus armadas, detallaron las dos partes en sus comunicados tras la reunión.

Colaboración frente al tráfico de fentanilo

Otro de los logros de la cita fue un acuerdo para que China controle la salida de su territorio de unos productos químicos que carteles del narcotráfico de México usan para fabricar el fentanilo y venderlo ilegalmente en Estados Unidos, anunció la Casa Blanca.

El gobierno chino no dijo específicamente que se hubiera alcanzado un acuerdo sobre fentanilo en su comunicado oficial, pero sí indicó que se había llegado a un acuerdo para crear un “grupo de trabajo” sobre narcóticos.

Una de las peticiones que Pekín lleva haciendo a Washington desde hace meses es que retire las sanciones que pesan sobre el Instituto de Ciencias Forenses del Ministerio de Seguridad Pública de China, dedicado a investigaciones criminales incluido en el área de narcóticos, para que pueda colaborar en la lucha contra el fentanilo. Sin embargo, no hubo este miércoles ningún anuncio sobre levantamiento de sanciones.

Taiwán, en el centro de las tensiones

Lo que sí volvió a quedar patente durante la reunión fue la tensión entre las dos potencias sobre Taiwán, la isla autogobernada de sistema democrático que China reclama como parte de su territorio y a la que Washington envía gran cantidad de armamento.

En concreto, Xi aprovechó para resaltar que Taiwán sigue siendo el tema “más importante y sensible” en las relaciones bilaterales y, directamente, instó a Biden a tomar “acciones reales” para honrar su compromiso de no apoyar la independencia de Taiwán.

Además, le reclamó que deje de enviar armas a la isla y respalde la “reunificación pacífica” de China. “China logrará la reunificación y esto es inevitable”, recalcó Xi durante el encuentro, según el comunicado oficial chino.

Por su parte, Biden aprovechó para pedirle a Xi que respete la independencia de las elecciones presidenciales de enero en Taiwán y no incline la balanza a favor del candidato del partido conservador Kuomintang, Hou Yu-ih, más cercano a Pekín.

En esos comicios parte como favorito el vicepresidente taiwanés, William Lai, que pertenece al Partido Democrático Progresista, la fuerza política de la actual presidenta, Tsai Ing-wen, bajo la cual se han tensado aún más las relaciones con Pekín.

Derechos humanos, vuelos e inteligencia artificial

Por último, Biden reveló en su rueda de prensa que trasladó a Xi su preocupación por “abusos de derechos humanos” en Taiwán, el Tíbet y la región noroccidental china de Xinjiang y, además, le proporcionó los nombres de los estadounidenses detenidos en China para pedirles su liberación.

Los dos líderes también se comprometieron a incrementar los vuelos comerciales directos entre las dos naciones y colaborar en inteligencia artificial.

Este encuentro, que se produjo en los márgenes de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en San Francisco, fue el primero entre los dos líderes tras el que mantuvieron en noviembre de 2022 en Bali (Indonesia) durante la cumbre del G20.

Ese encuentro en Bali fue interpretado entonces como un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales, pero las relaciones volvieron a agriarse después de que el Gobierno de Biden derribara un supuesto globo “espía” chino que sobrevoló Estados Unidos a principios de año.

Solo el tiempo dirá cuál es el futuro de esta relación bilateral.

Taiwán agradece a Biden su “apoyo” durante la reunión con Xi en San Francisco

La Cancillería de Taiwán comunicó hoy su agradecimiento al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por sus declaraciones de apoyo a la isla durante la reunión que este mantuvo en San Francisco con su homólogo chino, Xi Jinping.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán, Jeff Liu, declaró hoy que el Ministerio “expresa su sincero agradecimiento al presidente estadounidense, Joe Biden, por declarar de nuevo públicamente el firme apoyo de Estados Unidos al mantenimiento de la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán”, recogió la agencia taiwanesa CNA.

Desde el último año y medio, se producen de forma rutinaria incursiones de aviones y buques chinos en los alrededores de Taiwán, cuyo Gobierno ha tachado de “acoso”.

El Independiente/Redacción   Con información de EFE    Foto: EFE/EPA/XINHUA

You may also like