¿Victoria de México? Meten en cintura a la DEA

por Redaccion
129 Visto

Columna: Seguridad y Defensa     Carlos Ramírez    

Aunque la información publicada se privilegió sobre la prioridad antinarcóticos de EU sobre los cárteles mexicanos de Jalisco y Sinaloa, el reporte de la DEA del viernes 24, anunció una reorganización total de la agencia en sus operaciones en el exterior.

En México, la DEA fue sometida a reglas estrictas por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores en diciembre de 2020, para tener registro exacto de sus operaciones aquí y evitar una autonomía que habría causado fricciones diplomáticas entre los dos países de alto nivel.

A pesar de formar parte obligatoria de la Comunidad de Inteligencia de la Casa Blanca y de depender de manera burocrática del Departamento de Justicia, la DEA ha operado en los últimos años con una autonomía que pudo haber causado la irritación de la estructura de seguridad y sobre todo porque no cumplía con los requisitos jurídicos en sus operaciones y conclusiones.

No se debe olvidar que la DEA secuestró en 1990, al doctor Álvarez Machain y se lo llevó escondido a EU para juzgarlo por su presunta participación en la tortura del agente antinarcóticos Enrique Camarena Salazar. El Gobierno de EU obligó a la DEA a regresar al secuestrado.

Por cuenta propia y sin cumplir con los requisitos diplomáticos, la DEA armó los operativos contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda y contra el secretario calderonista de Seguridad Pública, Genaro García Luna, fracasando de manera estrepitosa en el primero y ganando con el segundo con una acusación basada solo en testigos controlados por la agencia.

La directora del área, Anne Milgram, aceptó las recomendaciones de la oficina del Inspector General del Departamento de Justicia para la reorganización, aunque falta ver si se cumplirá con las restricciones.

ZONA ZERO

El Gobierno de Estados Unidos no ha sabido explicar su doble lenguaje: por un lado, el secretario del Departamentito de Estado lanzó acusaciones contra México y dejó entrever que sí apoyará la caracterización de cárteles como terroristas, pero, por el otro el enviado especial del presidente Biden, John Kerry, estuvo en México repartiendo elogios al presidente López Obrador, hechos que no deben asumirse como contradictorios, sino que han revelado que finalmente la Casa Blanca ha entendido los juegos de espejos de la política mexicana.   24/HORAS

You may also like