Inseguridad desplazada

por Redaccion
380 Visto

Columna Seguridad y Defensa.     Carlos Ramírez.     www.24-horas.mx

La pandemia del coronavirus desplazó de la atención pública el problema latente de la inseguridad y la violencia delictiva. Las cifras mensuales entregadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública fueron liberadas el 20 de marzo pasado, pero ni siquiera alcanzaron algún espacio en medios.

Las cifras más importantes son las siguientes:

–En total de víctimas mensuales, en enero-febrero de 2020 aumentó 4.1% sobre el mismo período de 2019.

–En total de víctimas de delitos contra la vida y la integridad corporal hubo también en 2020 un aumento de 4.1% sobre 2019.

–En homicidios dolosos se registró una baja de -1.6%.

–De todas las cifras hubo una que debió de haber sido registrada por las autoridades: el aumento de feminicidios. A pesar de protestas desde octubre de 2019, movilizaciones, marchas violentas y promesas gubernamentales, en enero-febrero de 2020 se registraron 166 feminicidios, 13.7% más que el mismo período de 2019. En los primeros dos meses de este año hubo una media de 2.7% feminicidios por día. Ello quiere decir que los agresores de mujeres se despreocuparon de las quejas feministas y las autoridades no supieron enviar un mensaje de fuerza. Y a pesar de cifras y protestas, sigue sin aplicarse la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

–Y a nivel estatal, cuatro entidades acapararon el 60.5% de la incidencia delictiva nacional, con un total de 35 mil 864 delitos: Estado de México (59 mil 244), Ciudad de México (38 mil 509), Jalisco (22 mil 865) y Guanajuato (22 mil 840). En estas cuatro entidades se dieron 597 delitos por día, 25 por hora y poco más de 1 por minuto. En ninguna de estas cuatro plazas existen programas especiales de seguridad.

El Gobierno, con la parafernalia del coronavirus, no debe soslayar el terrible problema de la inseguridad, porque las autoridades reaccionan con decisión cuando existe presión pública de la sociedad. Al final de año, el compromiso será abatir las cifras anuales anteriores, sobre todo la de 2019, que fue el año más violento de la historia.

ZONA ZERO

Hace veintiséis años asesinaron al candidato presidencial priista Luis Donaldo Colosio en un acto de desafío al Estado. Y a pesar de que hay un asesino confeso, la trama sigue enredándose en un crimen que, por el asesinado, fue eminentemente político. Ya lo he escrito varias veces: en asesinatos de políticos no hay asesinos solitarios.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

You may also like