Advierten nuevo ecocidio

por Redaccion
160 Visto

Náuticos aseguran que están en riesgo los arrecifes de Tortugas y Sábalos por la obra de Xcaret

Por Esto/Fernando Morcillo

Pescadores y prestadores de servicios acuáticos alertan del riesgo para las zonas arrecifales de Tortugas y Sábalos por la construcción de la Marina “Sol de Selva#” de Grupo Xcaret.

Principalmente el de Sábalos que se encuentra frente a esta obra y que, cuando se presentó el proyecto ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se advirtió de los problemas porque los corales, por ejemplo, padecen de epizootia mejor conocido como síndrome blanco.

No sólo esto, sino que por encontrarse dentro del Área Natural Protegida (ANP), con el carácter de reserva de la biosfera la región conocida como Caribe Mexicano, podía atentar contra su equilibrio ecológico.

Apenas hace un par de semanas, se dio a conocer que Grupo Xcaret había iniciado trabajos con maquinaria pesada en la zona federal marítimo terrestre, autorizados por la Semarnat el 2 de agosto de 2019, mediante resolutivo con número de oficio SGPA/DGIRA/DG/06030.

Sin embargo, los hombres de mar, al ver la magnitud del proyecto prevén un daño irreversible como ocurrió en su momento con el arrecife Jardines que se acabó tras la ilegal construcción del muelle de Ultramar.

Pero en este caso, el daño será mayor porque tanto Sábalos como Tortugas tienen una mayor riqueza marina y de mayor superficie, con respecto al desaparecido Jardines. José Gómez Burgos, secretario general de la Cooperativa Xaman Ha comentó que “estamos pendientes con este problema porque Sábalos está enfrente”. Lo mismo el presidente de la cooperativa turística de Playa del Carmen, Idelfonso Arcos Magaña, reconoció que esta obra traerá serias afectaciones.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), cuando se presentó el proyecto, en diciembre de 2018, observó que el promovente (Miguel Quintana Pali) manifestaba que el proyecto sólo colinda con la ANP y no se encuentra al interior de la misma, destacando que el proyecto sí se ubica en el área, ya que al revisar las coordenadas del lugar donde se pretende construir y los mapas oficiales de la región, se puede observar que una parte se encuentra al interior de la ANP, contrario a lo afirmado por el promovente.

Por lo anterior, “es notorio que el promovente propone obras contarías a las permitidas por el Programa de Manejo de la ANP, por lo que será importante considerar estos criterios para determinar la autorización o negativa del proyecto”. Sin embargo, la Semarnat, en su resolutivo, determinó que el desarrollo de las obras que conforman el proyecto se ubica en la Zona de Influencia del ANP Reserva de la Biosfera Caribe Mexicano, pero, “derivado del análisis y vinculación realizado con el Decreto y su Programa de Manejo no restringen de manera expresa el desarrollo del mismo.

Por lo que, no se contraviene lo establecido en el Decreto y su Programa de Manejo de ANP en comento.” Por su parte, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), indicó que el proyecto en cuestión se encuentra en la zona de influencia de la Reserva de la Biosfera Caribe Mexicano, frente a la Subzona de Uso Público Playa del Carmen y Tulum-Sian Kaa án, y que “actualmente se está presentando una epizootia que está afectando a distintas especies de coral en gran parte del Caribe”.

La Conanp informó que la enfermedad afecta a más de 20 especies coralinas; siendo 13 las de mayor afectación. “Se atribuye el rápido avance de la enfermedad, en parte a la mala calidad del agua marina resultante de las actividades humanas como lo son el pobre tratamiento de aguas residuales y la destrucción de hábitats costeros como el manglar; y es probable que esto se incremente con las mareas marrón producto de la descomposición del sargazo”.

Extrañamente, y reconociendo la Conanp que el proyecto tendrá un impacto en su construcción y operación en el medio marino, dio su aval a cambio de que el promovente Implementara y/o apoyara acciones de restauración de arrecifes ejecutadas por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la UNAM y el CRIAP del lnapesca en Quintana Roo; así como proyectos de restauración de duna, manglar, selva y pastos marinos; así como apoyar las acciones previstas en el Plan de Acción del Síndrome Blanco generado por la misma Conanp.

No obstante, los prestadores de servicios de entrada prevén que den corto tiempo, no podrán realizar ningún tipo de actividad en la zona, producto de estas sobras; pero, lo peor, es que quizá no vuelvan por el riesgo que representará por la entrada y salida de embarcaciones de esta marina; y peor aún, producto de la misma actividad, se acaben estas zonas arrecifales.

You may also like