Carlos Joaquín e hijo fincan negocio familiar en Tulum

por Redaccion
101 Visto
  • Ex funcionarios de la pasada administración estatal no dudaron en aliarse para conformar la empresa

Novedades/Benjamín Pat Chablé       Foto: Harold Alcocer/SIPSE

Cuando en 2020 la pandemia paralizó al mundo, pero sobre todo a los sitios turísticos, Tulum fue el único lugar que se quedó de pie. El lucrativo negocio de la vida nocturna de aquel paraíso no pasó desapercibo para ex funcionarios de Carlos Joaquín González que no dudaron en aliarse, incluso, con el hijo del ex gobernador para aprovechar las oportunidades.

Fue así que en septiembre de 2020, se conformó la empresa Grupo Parejo del Sureste S. A. de C. V. Uno de los accionistas es Carlos Nassim Joaquín Rejón con 500 títulos. Él es hijo del ex gobernador.

El otro es Eduardo José Cisneros Paredes, también con 500 títulos. Él es ahora un ex funcionario que tuvo un maratónico ascenso dentro del Servicio de Administración Tributaria de Quintana Roo, el organismo creado por Carlos Joaquín para administrar un promedio 7 mil millones de pesos que anualmente se recaudan en el estado.




Después de haberse desempeñado como subdirector en el Ayuntamiento de Solidaridad, llegó a la administración estatal como Recaudador de Rentas en el municipio de Tulum, en 2018.

En 2020 se convirtió en socio del hijo del ex gobernador. Dos años después subió como director general del SATQ. Durante los últimos meses fue el director estatal de Auditoría Fiscal.

La vigilancia de la sociedad conformada por el ex funcionario y el hijo de Carlos Joaquín estaba bajo la responsabilidad de Fernando Morales Mendoza, como comisario.

Él también fue funcionario en Tulum, pero en el Ayuntamiento que encabezó Víctor Mas Tah. Antes de ser el comisario de vigilancia de la nueva empresa era auxiliar administrativo B de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología. Ahora es funcionario en el Ayuntamiento de Solidaridad.

Crean otra empresa para el manejo de restaurantes y bares

Eduardo José Cisneros Paredes y Carlos Nassim Joaquín Rejón conformaron, a través del Grupo Parejo del Sureste, la sociedad moral Rentas y Restaurantes Místicos S. A. de C. V. junto con otros dos socios.

La empresa quedó inscrita el 4 de noviembre de 2020 ante el Registro Público de Comercio, oficina de Playa del Carmen.

Un mes después, obtuvo a través de la Dirección General de Licencias de Bebidas Alcohólicas, el permiso provisional número PP0921973 cuya vigencia de dos meses inició el 11 de diciembre de 2020.

Previamente, el 11 de noviembre de ese año, obtuvo del Ayuntamiento de Tulum la licencia de uso de suelo para operar el establecimiento Místico Downton como giro comercial de “ventas de bebidas alcohólicas en envase abierto al copeo exclusivamente con alimentos.

En menos de un año, Rentas y Restaurantes Místicos consiguió permisos para otros establecimientos, por ejemplo: Místico Centro, Místico La Veleta, Gourmet Marquet y Místico Jungle Vipes, de acuerdo con los documentos del Ayuntamiento de Tulum.

Grupo Parejo del Sureste se deshace de la empresa manejadora

Un mes después de la creación de la nueva empresa, Grupo Parejo del Sureste, cuyos accionistas son el hijo de Carlos Joaquín y un ex funcionario del SATQ, cedió sus acciones en Rentas y Restaurantes Místicos, en una asamblea extraordinaria del 15 de diciembre de 2020.

Las acciones quedaron en manos de Fernando Morales Mendoza, es decir, el comisario de vigilancia de Grupo Parejo del Sureste.

Tras la cesión, se nombró como representante de Rentas y Restaurantes Místicos a Alberto Carrillo Domínguez. Él era también un funcionario de la Sefiplan.

La entonces titular de la dependencia, Yohanet Torres Muñoz, lo tenía asignado como supervisor especializado de la Zona Federal Marítimo Terrestre en el municipio de Benito Juárez, según los informes de transparencia.

You may also like