Degradación aérea a México: Gobierno no ha hecho nada para subsanarla

por Redaccion
34 Visto

Empleados de la AFAC denuncian despidos, falta de capacitación y los bajísimos salarios

El Financiero/Aldo Munguía Foto: Cuartoscuro

A dos meses de la degradación a categoría 2 de la autoridad aeronáutica mexicana, por parte de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) trabajadores de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) de México, responsable de remediar las deficiencias, denunciaron que no sólo no se ha avanzado, sino que se retrocedió, al despedir a personal con experiencia. Empleados de la AFAC consultados por El Financiero denunciaron que no se han hecho las capacitaciones y el alza salarial y, por el contrario, se despidió a personal para colocar a militares en esos puestos.

“La prioridad debe ser corregir los 28 hallazgos (de la FAA), no lo estamos haciendo, las pocas evidencias que ya teníamos (de mejoría) se están yendo para atrás”, aseguró una fuente de alto nivel que conoce el tema y que pidió omitir su nombre. El Financiero solicitó una posición a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de quien depende la AFAC, sin contar con una respuesta al cierre de la publicación.

El 25 de mayo, la FAA degradó a México a categoría 2 debido a una serie de 28 deficiencias en seguridad que tienen que ver con falta de capacitación y de personal, bajos salarios, además de carencia de procedimientos de verificación, lo que el gobierno, a través de la AFAC, dijo que se corregiría en cuatro meses.

Sin embargo, ha pasado la mitad de ese lapso y la AFAC ni siquiera renovó las licencias del Global Aviation Training, un sistema de cursos ofrecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para el personal técnico y que es obligatoria para que México recupere la primera categoría, denunció la fuente con conocimiento del tema. “Nos va a llevar tres o cuatro años (regresar), no veo pasar a categoría 1”, aseguró la fuente.

Pablo Casas Lías, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídicas Aeronáuticas, indicó que hay personal capacitado en aeronáutica civil que fue despedido, para dar paso a perfiles de militares en retiro, lo que no permite avanzar hacia la recuperación de la categoría.

“Los militares no tienen experiencia, ellos manejan pistas y aeródromos básicos para poder hacer sus maniobras, pero meterlos a la administración de la aeronáutica civil es diferente. En vez de hacer las correcciones (de la FAA), en tener personal capacitado, va a resultar que tienen todo lo contrario y siguen sin inyectar recursos. Va a ser difícil recuperar la categoría de forma rápida”, señaló.

Rogelio Rodríguez, doctor en derecho Aéreo y Espacial, precisó que algunos de los cambios en la estructura de la AFAC corresponden a términos de ciclos, incluso, por ineficiencias detectadas dentro de la estructura de la Agencia. No obstante,reconoció que los puestos en comandancias y direcciones de la AFAC están siendo tomadas por militares, una decisión que hace retroceder al país más de 60 años, cuando se estableció la división entre aviación civil y militar. “Deberíamos aprovechar al personal técnico, con capacitación internacional en lugar de privilegiar a militares y llenar a la Agencia de militares”, enfatizó el experto.

Otro trabajador, Juan González, uno de los inspectores que la AFAC contrató para resarcir las observaciones del regulador estadounidense, relató que, desde que se incorporó, hace más de tres meses, ha recibido capacitación en Recursos Humanos y otros temas que no son de índole aeronáutica.

“Están dando atole con el dedo, nada más están diciendo a los gringos para que vean como que se está moviendo algo, pero la realidad es que internamente no se está haciendo bien o no se hace”, señaló el empleado que pidió cambiar su nombre. La fuente de primer nivel dijo que existen procesos de capacitación que duran hasta nueve meses, por lo que es poco probable que la autoridad estadounidense acepte regresar a México a la categoría 1 antes de ese tiempo, aunque el gobierno mexicano presentó como evidencia de avance cursos que supuestamente contrató, pero que no han iniciado. “Los gringos dijeron: ‘ no me digas que ya pagaste los cursos y que los van a empezar a tomar, a mí enséñame el diploma’”, relató.

Militarización y falta de papel

Los procesos anticuados, la nula capacitación y la prisa por certificar, obligan a los técnicos a realizar revisiones a medias, ya que incluso en algunos casos carecen hasta de papel para asentar los hallazgos. “El 50 por ciento de las verificaciones se hacen al vapor, no nos dan tiempo suficiente para revisar las anomalías, a las empresas, escuelas y operaciones. No hay criterio para calificar o por qué calificar”, indicó otro trabajador de la AFAC.

En cambio, el gobierno colocó poco a poco a exmilitares en posiciones estratégicas. No solo a la cabeza de la AFAC, en donde se encuentra Carlos Rodríguez, de formación castrense, sino en posiciones estratégicas, como en el Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil (CIAAC), en donde también aterrizó el excomandante, Benjamín Romero Fuentes. “La experiencia en los países en donde ha habido una administración militar ha llevado a catástrofes”, señaló la fuente de alto nivel.

Fernando Gómez, analista independiente del sector aéreo, precisó que, en aras de cumplir los objetivos de austeridad, el gobierno recortó el presupuesto en la aviación, lo cual atenta contra la seguridad operativa. “Hay áreas que no deben descuidarse ni aplicarse esos recortes presupuestales, sobre todo porque tiene que ver con la seguridad de pasajeros, instalaciones y de la población que, incluso no vuela. La aviación es un área que no tuvo que haberse descuidado en cuanto a recursos presupuestales”, refirió.

El gobierno no ha aprobado recursos adicionales, más que 150 millones de pesos, para recuperar la categoría, los cuales son insuficientes para contratar cursos de adiestramiento y mejorar los salarios.

You may also like