No está prohibido meter el teléfono a las urnas para votar, pero el INE sugiere no difundir fotografías

por Redaccion
65 Visto

Rafael Pascual

Luego de que en redes sociales circulara un falso mensaje donde se indica que está prohibido ingresar a las casillas con teléfono celular, Fernando Montañez Silva, vocal ejecutivo de la Junta Distrital 04 del INE en Quintana Roo, explicó que la ciudadanía cuenta con plena libertad de ingresar a las casillas con ellos, pero sugirió no difundir las imágenes de boletas “tachadas” en grupos de WhatsApp o redes sociales.

“No se sanciona a quienes fotografíen sus boletas electorales, pero sí recomendamos evitarlo para prevenir malas interpretaciones o intenciones por parte de terceros”, explicó a unas horas de que se lleven a cabo las votaciones consideradas las más grandes de la historia del país. 

Esta aclaración surge tras la confusión generada por un falso mensaje que circuló en redes sociales en donde se afirmaba que el INE sancionará a quienes tomen fotos de su voto.

En ese sentido, reiteró que no existen sanciones para quienes compartan fotos de sus boletas, incluso si se toman dentro del cancel al momento de votar. Sin embargo, el INE promueve que el voto sea libre y secreto, y aunque no está prohibido usar el celular, recomienda no utilizarlo en el momento de votar.

No obstante, es importante señalar que sí existen sanciones para quienes promuevan el voto durante las votaciones o griten por quién votaron. 

De acuerdo con la Ley General en Materia de Delitos Electorales, artículo 7, Fracción VIII, se impondrán de 50 a 100 días de multa y prisión de 6 meses a 3 años a quien solicite u ordene evidencia del sentido del voto o viole el derecho ciudadano a emitir su voto en secreto. 

Venta de votos, tema penado por la ley

Como se sabe, este domingo 2 de junio se llevará a cabo un nuevo proceso electoral, donde se elegirán a presidentes municipales, diputados, senadores y la Presidencia de la República, y aunque la ciudadanía es libre para emitir su voto, muchos de los ciudadanos optan por venderlo para obtener una remuneración económica.

Esta práctica ha sido común en todo México durante varios años, sin embargo, esto es catalogado como un delito de acuerdo la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en donde establece multar y sancionar penalmente a todas aquellas personas que compren votos, pero también a los que vendan su voto, tales cambios fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) desde el 5 de junio de 2015.

De acuerdo con el artículo 7 de la Ley General de Delitos Electorales y el artículo 403 del Código Penal Federal, quienes soliciten el voto mediante pago, promesa de dinero o amenaza, enfrentan pena de prisión de seis meses a cuatro años, así como multa de 50 a 100 días.

You may also like